Filosofía

Inicio Filosofía y Arte Estética II: filosofía del arte

Estética II: filosofía del arte

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

En anterior artículo dedicado a la estética tratamos de una de las ramas en las que podía dividirse esta disciplina filosófica, a saber, la filosofía de la estética. La otra rama es la llamada filosofía del arte. Del mismo modo que allí especificamos algunos de los problemas más importantes de la filosofía de la estética, haremos aquí con la filosofía del arte.

Problemas de la filosofía del arte

estética-filosofía-del-arte

Una de las cuestiones principales de la filosofía del arte es determinar los valores del arte. En la actualidad se asume que las obras del arte pueden tener diversos valores, sean estéticos, morales o epistémicos. Sin embargo, frecuentemente se ha supuesto que el arte tiene, principalmente un interés estético. De hecho, Platón fue consciente de esto, de ahí su exigencia hacia los artistas de que tuvieran interés por la verdad.

Otro problema no menos interesante es que no hay en filosofía, en la actualidad, un acuerdo generalizado sobre el tipo de actividad al que llamamos arte. Lo que tradicionalmente se han considerado las artes pata negrea, tales como la música, la escultura, la pintura, el cine, el teatro, etc. no son reconocidas como tales por muchos filósofos, los cuales aducen que si estas actividades han sido consideradas artísticas es meramente por determinadas circunstancias históricas. Aquí la solución está en buscar una definición de arte que no sea demasiado restringida y que sea capaz de decir por qué el arte es importante.

En la indagación estética actual la tendencia para conseguir resultados consiste en delimitar el campo de estudio, elevando el nivel de concreción de las cuestiones. Desde este punto de vista, entre las cuestiones concretas que se plantean figuran algunas como estas: ¿Qué hace que una pintura sea el retrato de algo?; ¿Cuáles son las características de los usos metafóricos del lenguaje?; ¿Qué ocurre cuando nos imaginamos a los personajes de una novela?; etc. Estas cuestiones tocan temas de otras áreas de la filosofía, tales como la metafísica, la filosofía de la mente o la filosofía del lenguaje.

Respecto de las obras de arte se suscitan diversos problemas ontológicos de sumo interés. Por ejemplo, surge la cuestión de distinguir objetos funcionales de obras de arte, como el caso de Brillo Box, del que hemos hablado en este blog. Otra cuestión difícil es determinar qué cosa es una obra de arte exactamente. Cuando hablamos de un cuadro, cuyo original está en una determinada galería de arte, ¿qué es exactamente la obra de arte? El cuadro físico allí colgado o la imagen, que nos la encontramos tanto en ese cuadro como en libros de historia del arte, fotografías, postales, tazas de recuerdo, etc. ¿Y en el caso de una obra de teatro? ¿Cabe distinguir la obra de sus diversas ejecuciones?

¿Cómo se relaciona la mente del artista con la obra de arte que crea? ¿Y la mente de la persona con la obra de arte que observa o contempla? La cuestión acerca del papel de las intenciones del artista a la hora de crear la obra de arte, como de las diferentes interpretaciones de la obra de arte que pueden hacer los diferentes observadores son cuestiones importantes de la filosofía del arte contemporánea.

Categorías: Filosofía y Arte