Filosofía

Arte Helenístico

Publicado por Ruben Avila

De todas las escuelas que existían en la época helenística, a saber, la platónica, la aristotélica, la epicúrea, la estoica, la escéptica y la ecléctica, fue esta última la que más arraigó en Roma, debido a sus características especiales. Es decir, mientras que en Grecia las escuelas disputaban entre sí, aunque como ya dijimos en un anterior post no nos referimos a disputas pugilísticas sino a ideológicas, en Roma tendían a coordinarse y a conservar lo que tenían en común.

arte helenístico

Claro, si tenemos en cuenta que la escuela ecléctica era una especie de compendio de las ideas estoicas, aristotélicas y platónicas, podemos comprobar claramente la sintonía existente entre el espíritu romano y el de los eclécticos. De hecho, en Roma residió el primer y máximo exponente de la escuela ecléctica, Cicerón.

La estética helenística

Respecto a las consecuencias que los nuevos movimientos filosóficos del helenismo trajeron al mundo de la estética, las podemos encontrar principalmente en Atenas y Roma, ya que la otra gran capital helenística, Alejandría, no creo nada reseñable. De hecho, los «gramáticos» alejandrinos no se fijaron especialmente en la estética en ninguno de sus tratados. Como ya dijimos anteriormente, Alejandría era un centro mundial a nivel científico, no filosófico. Y mucho menos estético, claro.

Respecto a las otras dos ciudades mencionadas, podemos asegurar que se repartieron el trabajo, quizás no de manera muy eficiente, pero el hecho es que de Atenas surgieron prácticamente la totalidad de las nuevas ideas, mientras que en Roma se dedicaron a las obras recopilatorias.

El problema es que esta división del trabajo no fue fruto de una estrategia elaborada. Así que lo que nos ha llegado de los textos atenienses no es más que fragmentario. Así que la mayoría de lo que nos ha llegado sobre la estética de esa época se lo debemos a los textos que elaboraron los estudioso romanos.

Realmente, durante este periodo helenístico-romano, las ideas estéticas sufrieron más bien poca transformación, no evolucionaron mucho. Los principales conceptos surgieron al principio del periodo, en el siglo III a.C., siendo con el tiempo desarrollados más que transformados.

De todas formas, cabe destacar que en el siglo I antes de Jesucristo, se produjo una renovación estética, importante por comparación con el nulo movimiento de otros siglos aunque no por su profundidad en las innovaciones, debida principalmente a varios filósofos atenienses entre los que se encuentran el ecléctico Antíoco, que también fue el último filósofo de la tercera Academia, y los estoicos Panecio y Posidonio. En esta época también se intensificaron los estudios estéticos en Roma.

De hecho, del siglo I a.C. y del posterior, son la mayoría de los compendios latinos que han llegado hasta nuestros días. Así que a ellos les debemos casi la totalidad de la información que poseemos actualmente respecto a las ideas estéticas de la época helenística y romana.

Más adelante, en los siglos posteriores, en el ámbito de la filosofía en general se extiende un pensamiento más bien místico y trascendental que también se reflejó en las ideas estéticas. De esta corriente de pensamiento, es un ejemplo el filósofo Plotino, que vivió durante el siglo III de nuestra era.

Imagen: es.wikipedia.org

Categorías: Filosofía y Arte, Historia de la Filosofía