Filosofía

Inicio Grandes Filósofos El Amor Imposible de Nietzsche

El Amor Imposible de Nietzsche

Publicado por Malena

El amor imposible de Nietzsche fue Lou-Andreas Salomé (1861-1937), nacida en San Petersburgo y perteneciente a una familia ruso-alemana. Su padre llegó a ser Jefe del Estado Mayor General del Ejército ruso, con título de nobleza otorgado por el Zar Nicolás I y su madre era de origen alemán criada en el seno de una familia con muchos intereses culturales.

el-amor-imposible-de-nietzsche.jpg

Lou-Andreas Salomé fue escritora, ensayista y psicoanalista; era de carácter fuerte e inconformista y tuvo oportunidad de relacionarse con grandes personajes de su tiempo, entre ellos, el poeta austríaco Rainer Maria Rilke, el psicoanalista Sigmund Freud y el propio Nietzsche.

Asistió a la Universidad de Zurich, la única que en esa época admitía mujeres; y estudió materias como Ciencias de la Religión, Historia, Arqueología, Lógica y Metafísica.

En Roma, accedió al círculo literario e intelectual de Milwida von Meisenbug, escritora e intelectual alemana, muy activa políticamente.

Allí conoció a Paul Ree, amigo de Nietzsche. Los tres se vincularon estrechamente hasta que Nietzsche, que se había enamorado de ella, no pudo tolerar más los celos y decidió alejarse.

Salomé y Ree convivieron durante tres años pero la relación no prosperó.

Contrajo matrimonio en 1903 con el orientalista Friedrich Carl Andreas, con la condición de que la unión no se consumaría, conviviendo con él hasta la muerte de éste en 1930.

Entre 1896 y 1901 mantuvo una tortuosa relación con el poeta austríaco Rainer Maria Rilke y juntos viajaron por Italia y Rusia, pero tuvo que dejarlo por los continuos ataques de ansiedad que sufría el poeta.

A los cincuenta años cuando conoció a Freud y de inmediato se convirtió en su alumna más aventajada.

Cuatro años después inauguró la primera consulta de psicoanálisis en Göttingen, donde residía desde 1903 y donde pasó los últimos años de su vida hasta su muerte en 1937.

Nietzsche era muy tímido con las mujeres. Cuenta Paul Deussen en su libro “Recuerdos en torno a Friedrich Nietzsche», que estando en Colonia, Nietzsche, sin intención, fue a parar a un burdel, creyendo que se trataba de un restaurante. De pronto se vio rodeado de media docena de mujeres envueltas en gasas que lo contemplaban con interés. Nietzsche se quedó mudo y petrificado e instintivamente se dirigió a un piano que afortunadamente divisó en un rincón, para él el único ser con alma en aquella reunión, y se puso a tocar algunos acordes. Afortunadamente, la música logró relajarlo y pudo salir de allí con la mayor rapidez.

Nietzsche tuvo una relación muy estrecha con su hermana Elisabeth Förster-Nietzsche, que se ocupó de las tareas domésticas en casa de su hermano hasta que se casó con el profesor de bachillerato, Bernhard Föster.

Föester tenía ideas antisemitas que le valieron su empleo y su sueldo, decidiendo partir poco tiempo después hacia Paraguay con su mujer, donde Föster fundó la colonia “Nueva Germania”, donde según él debería prosperar, libre de corrupción, la raza aria.

Su experimento fracasó porque Föster no pudo evitar los vínculos de los colonos con los indígenas y acabó suicidándose.

Cuando Elisabeth volvió a Alemania, su hermano ya había perdido la razón. Tomó a su cargo su obra y fundó el Nietzsche-Archiv en Weimar, en cuya sede vivió Nietzsche sus últimos años.

Categorías: Grandes Filósofos