Filosofía

Inicio Grandes Filósofos Nietzsche en su juventud

Nietzsche en su juventud

Publicado por Malena

A los veinte años Nietzsche obtiene su título de bachiller en Schulpforta, y abandona el internado decidido a continuar sus estudios de filología clásica en Bonn.

En la Universidad de Bonn, que gozaba de mucho prestigio, Nietzsche se matriculó en la facultad de teología y folología.

En esa época y también actualmente, eran comunes las asociaciones de estudiantes. Nietzsche se asoció a una de ellas, llamada Franconia, entidad que abandonó al poco tiempo cuando se dio cuenta que no tenía objetivos de su interés y que los integrantes perdían el tiempo en cosas intrascendentes.

Nietzsche en su juventud

También intervino en una de las asociaciones protestantes, participando en el coro y dando algunas conferencias.

Nietzsche ya había empezado a dudar de la religión durante su estadía en Schulpforta y fue en ese momento, estando todavía en Bonn, en que se alejó definitivamente de la Iglesia.

Abandonó sus estudios de teología y junto a su amigo Carl Von Gersdorff, que estudiaba jurisprudencia en Göttingen; y que también estaba descontento con su situación, decidieron proseguir sus estudios en Leipzig.

Fue así como después de estar solo un año en Bonn, a los 21 años, Nietzsche y su amigo se instalaron en Leipzig.

Su alojamiento en casa de un librero le permitió acercarse a la obra de Arthur Schopenhauer (1788-1860).

Su libro “El mundo como voluntad y representación”, lo atrajo de tal forma que lo compró; y su lectura lo impresionó tanto que pidió para esas navidades que le regalaran “Parerga y Paralipómena”, una colección de ensayos y aforismos que al autor le permitió lograr cierta notoriedad.

La influencia de Schopenhauer en Nietzsche significó su ingreso en la filosofía.

Lo que más conmovía a Nietzsche de Schopenhauer era el indestructible compromiso de su obra con la verdad.

Nietzsche se identificaba con su pesimismo metafísico, al reconocer que la voluntad está en perpetuo estado de sufrimiento por la insatisfacción de los deseos y también por considerar a la música como la expresión del arte por excelencia y la única vía de escape del sufrimiento humano.

Más tarde escribiría en honor a Schopenhauer su obra “Shopenhouer como educador”.

Para ambos pensadores, la filosofía era una forma de vida interpretada como una totalidad y no dividida en partes.

A los 22 años, Nietzsche conoció en la Universidad de Leipzig a Edwin Rohde (1845-1898), quien sería uno de sus amigos más fieles.

Además del valor que le asignaba a la amistad, Nietzsche también disfrutaba del teatro, asistiendo en forma frecuente a conciertos, óperas y piezas teatrales y reuniéndose a conversar en cafés.

Friedriech Wilhelm Ritschl (1806-1876), su profesor de filología, tuvo un rol decisivo en la carrera académica de Nitzsche. Lo había conocido en la Universidad de Bonn pero fue en Leipzig donde este catedrático le prestó atención a Nietzsche por sus singulares aptitudes.

Ritschl fundó una asociación filológica en la que Nietzsche pudo participar con trabajos que deslumbraron a su profesor.

Su ensayo sobre Teognis de Megara se publicó en la gaceta científica que dirigía el mismo Ritschl.

Sin embargo, Nietzsche comenzó a sentirse insatisfecho con sus estudios de filología, al mismo tiempo que crecía su interés por la filosofía.

En este período de su vida adoptó una postura crítica sobre el pensamiento de Shopenhauer, sin dejar de admirarle aún sus errores.

Durante el último semestre en la Universidad de Leipzig, Nietzsche recibió una invitación a una reunión en casa del catedrático Brockhaus, cuya esposa, Ottilie, era hermana de Richard Wagner.

Wagner en ese entonces estaba exiliado en Suiza y viajaba de incógnito para visitar a su hermana. En uno de esos viajes pudo encontrarse con Nietzsche que anhelaba conocerlo y a quien también él admiraba.

Luego de ese encuentro, Wagner lo invitó a visitarlo en su casa en Triebschen, lugar cercano a Lucerna.

Al poco tiempo, Nietzsche tuvo la oportunidad de aceptar su invitación, al acceder a una cátedra de filología clásica en la Universidad de Basilea que había quedado vacante.

A los 24 años y antes de doctorarse pudo ocupar esa cátedra gracias a las repercusiones de sus publicaciones en la Gaceta científica.

Fuente: «Colección Grandes Pensadores, Nietzsche» Vida, Pensamiento y Obra, Ed. Planeta DeAgostini, 2007

Categorías: Grandes Filósofos