Filosofía

Inicio Filosofando ¿Por qué tienes algo?

¿Por qué tienes algo?

Publicado por Ruben Avila

¿Qué hace que podamos decir que poseemos algo? Seguro que más de uno está mirando sorprendido la pregunta anterior, incluso más de uno y una habrá pasado del artículo directamente, por considerar tan estúpida la cuestión… Pero vuelvo a formularla, ¿qué hace que lo tuyo sea tuyo? Es probable que pienses que tu casa, tu ordenador, tu televisión, tu coche o tu cama lo has comprado con tu dinero, el cual has ganado con tu esfuerzo, que es lo que hace que todo lo anterior sea tuyo. Y punto. No hay más cuestión, no hay más preguntas que hacer, el caso está cerrado y visto para sentencia. Bien, yo digo que no, veamos quién tiene razón.

propiedad privada

Locke aseguraba que nos habíamos unido en sociedad para defender nuestra propiedad privada. También aseguraba que en el estado de naturaleza el hombre tenía posesiones, de ahí que uniera para protegerlas claro, que eran fruto de su trabajo. Nadie poseía más de lo que pudiera trabajar con sus manos y consumir sin que se pudriera. Por eso, la acumulación era un delito con la ley de dios, puesto que las cosas no están hechas para pudrirse, sino para consumirse. El asunto cambió con la aparición del dinero, puesto que al ser este imperecedero (no se pudre) se podía acumular productos para luego venderlos, sin que nada se echara a perder. Así que siguiendo esta idea, tú tienes algo si lo trabajas o si puedes venderlo antes de que se pudra.

Un apunte: según esta doctrina, la práctica que llevan a cabo los bancos españoles de dejar que los pisos se deterioren antes que dejar de que alguien viva en ellos iría en contra de las leyes de la naturaleza. Pero nos hemos salido un poco de nuestro tema…

Tenemos dos estados posibles, el estado de naturaleza (que es hipotético) en el que poseemos lo que podemos trabajar y consumir; y el contractual (que sería en el que vivimos), donde podemos acumular gracias al dinero y a la sociedad que nos protege de los que quieran desposeernos de nuestras propiedades. Porque se supone que es lo que hemos pactado, un pacto tácito.

Para el liberalismo, y Locke es uno de sus padres, la propiedad privada es un derecho natural, pero, aun asumiendo sus postulados, el Estado es el único garante. No hace falta salir de sus límites. Un Estado policía, mínimo, que actúa como garante de la propiedad privada y de otros pocos derechos naturales. Asumamos, lo cual es mucho asumir, que un Estado así puede llevar a cabo un trabajo semejante.

Así que si tienes algo es porque la sociedad, porque tu Estado garantiza que lo tengas, garantiza que no venga alguien y te lo robe. Claro, también puede ocurrir que sea tu propio Estado el que te robe o que te robe otro Estado. Puede ocurrirte como a las peladoras de gambas de Tánger, que trabajan 12 horas al día por 110 euros al mes. O las trabajadores y trabajadoras de las empresas textiles radicadas en India, o a los que trabajan en China o a los que… Sí, también tienes cosas gracias a ellos y a ellas. Para que tú y yo tengamos cosas ellas dejan de tenerlas, viven esclavizadas. En la antigua Grecia había unos pocos ciudadanos, que eran los que poseían los derechos, sustentados por labradores, por esclavos… que les permitían mantener sus derechos a costa de no tener nada.

Así que si tienes algo porque es tu derecho natural, porque te lo ganas con tu trabajo, porque el Estado te protege (y aquí lo tuyo deja de ser menos tuyo), también se lo debes a las peladoras de gambas de Tánger. No lo olvides.

Imagen: jovenesamagi.blogspot.com.es

Categorías: Filosofando