Filosofía

Inicio Filosofando Personas vs seres humanos

Personas vs seres humanos

Publicado por Ruben Avila

Todas las personas tenemos los mismos derechos. Una sentencia impecable y con la que seguro todos los lectores asentirán. ¿Cómo no? Vale, es cierto que a lo largo de la historia de la humanidad no ha sido así. Siempre se ha pensado que hay individuos merecedores de más derechos que de otros, por cuestión de sexo, de raza, de riqueza o divina, daba igual, el caso es que algunos tenían más derecho que otros. Pero eso es cosa del pasado, claro. Ahora, seamos igualitarios acérrimos o neoliberales asumiremos que los derechos son iguales para todos. Luego ya será diferente el acceso a la riqueza, a los recursos, etc., pero el paso previo sí, ese es el mismo.

personas

Pero resulta que la sentencia primera tiene una trampa de la que quizás no se hayan dado cuenta porque la tenemos interiorizada y porque en nuestro lenguaje común tiene un significado más amplio. Me estoy refiriendo, claro, al término “persona”. Si bien es cierto que en el DRAE la primera acepción de la voz “persona” es tajante y se refiere a cualquier individuo de la especie humana, no lo es así en filosofía política. Y, no hace tanto, tampoco lo era en derecho.

Para un apunte de lo anterior, veamos el ejemplo que pone la filósofa Martha Nussbaum en su artículo Capacidades humanas y justicia social:

Así que quizás las mujeres no eran personas, defendían aquellos magistrados de finales del XIX. O, cuando menos, era algo que no era claro por sí mismo y que debía ser dilucidado por el estado. Bien, eso ya fue hace algo más de un siglo. Realmente tampoco es tanto, pero aceptemos que ya a las mujeres se las admite en la definición de persona.
Sin embargo, en filosofía política sí que se ha seguido diferenciando entre persona y ser humano. Así, si acudimos a uno de los grandes filósofos políticos, como es John Rawls (del que ya hemos hablado antes aquí), descubrimos que define persona de una manera determinada (personas son aquellos seres que poseen las dos facultades morales: un principio de la justicia y una idea del bien) que excluye a cierto individuos de la especie humana.

Hay que tener en cuenta que mientras ser humano es una entidad biológica, el de persona es una entidad virtual, un constructo humano y, como tal, maleable.

Imagen: yfueronfelices.blogspot.com.es/

Categorías: Filosofando