Filosofía

Inicio Espiritualidad El Diálogo Interno

El Diálogo Interno

Publicado por Malena

El diálogo interno tomando como centro de referencia al ego, que no puede evitar vivir preocupado, temeroso, inseguro y condicionado por el pasado, produce constante conflicto y no permite conectarse con el verdadero ser interior.

Deepak Chopra afirma que si se logra dominar esa forma de diálogo interno se puede transformar la realidad y crear abundancia.

el diálogo interno

Desde esta perspectiva, el verdadero Ser de cada uno, lo sabe todo, está libre de toda limitación, desea la felicidad, es pura creatividad, posee la posibilidad de la realización personal absoluta, y de brindar amor y compasión.

El diálogo interno con el ego, es un hábito de pensamiento producto de la memoria, que mediatiza la realidad y entorpece el flujo del Ser.

Cada percepción que recibe el ego es modificada por los prejuicios y genera un juicio, al evaluar las situaciones, las personas y las cosas y formarse una idea de la realidad; distingue lo que cree que es bueno o malo para él, y lo compara con sus experiencias del pasado.

Esta actividad mental puede ser útil para la supervivencia, pero se corre el peligro de creer que la voz del pensamiento, que es fruto de las experiencias vividas, sea lo único que tenemos en esta vida.

En el interior de cada uno de nosotros se encuentra el observador, el testigo silencioso que está en contacto con el espíritu; y a este espacio personal se puede acceder por medio de la meditación.

La posibilidad de este contacto proporciona equilibrio físico, emocional y espiritual, nos da las fuerzas que necesitamos y nos permite mantenernos flexibles para resolver los problemas y para aprender de ellos.

Esta forma elevada de diálogo interior, es diferente, porque no se basa en nuestras experiencias previas limitantes, ni tiene como centro de referencia al ego, que con todas sus apetencias y apegos no puede discernir lo falso de lo verdadero, sino en el conocimiento verdadero que es el que nos da poder sobre todas las cosas.

Chopra nos dice que el verdadero Ser nos da dos formas de poder, uno para obtener cosas materiales, que son efímeras, y un poder espiritual que es eterno.

Cuando comenzamos a actuar, tomando como base nuestra referencia interna espiritual y no movidos por factores externos, se incrementa nuestro poder personal, nos volvemos inmunes a las críticas y a la adulación y nace en nosotros una nueva forma de ver la realidad que hace que ésta se transforme.

Ya no tenemos que buscar porque encontramos todo lo que necesitamos, el amor y la compasión inunda nuestros actos y ya no tenemos necesidad de esforzarnos en convencer a nadie de nada.

Parece fácil y sería maravilloso, pero pocos alcanzan este grado de conciencia, porque el Ego se interpone y desvía las mejores intenciones.

La meditación y el ejercicio del diálogo con el espíritu, son las formas más efectivas para vencer al ego.

Cuando necesitamos un trabajo mejor, lo usual es realizar la búsqueda tradicional, nos conectamos con colegas, leemos los avisos clasificados de los diarios, pero sin embargo, a pesar de nuestros esfuerzos, puede ocurrir que no consigamos obtener nada. Porque el problema no está afuera, sino adentro; hay algo interno que impide que las cosas vengan hacia nosotros para encontrarnos con ellas.

Las causas de nuestros fracasos y de nuestros éxitos no están afuera sino adentro de nosotros, porque lo que sentimos dentro se refleja en nuestras actitudes, nuestros pensamientos y en nuestro cuerpo y el diálogo interno con el ego interfiere y no permite la conexión con nuestro Ser trascendente.

El verdadero poder interior se obtiene, recuperando el contacto con el espíritu.

Categorías: Espiritualidad