Filosofía

Monismo

Publicado por Malena

El monismo describe el modo de pensar de los filósofos que admiten que hay una sola substancia, o una sola especie de substancia.

Un monista puede admitir que solamente hay materia o que solamente hay espíritu, pero también se considera monismo cuando se acepta que hay una pluralidad de individuos que son de la misma substancia.

La palabra monismo se refiere a la doctrina monista y monista se denomina al filósofo que la defiende.

Ejemplos de filósofos que sostienen que hay sólo una substancia son Parménides y Spinoza; y en cuanto a los que se adhieren a la idea de que hay solamente una especie de substancia, tanto los materialistas como los espiritualistas son monistas.

La doctrina opuesta al monismo es el dualismo, que afirma la existencia de dos substancias, la material y la espiritual.

Descartes se caracteriza por ser dualista mientras Spinoza representa el más extremo monismo.

El monismo puede ser gnoseológico o metafísico o las dos cosas al mismo tiempo.

El monismo es gnoseológico solamente cuando la realidad a la que se reduce otra, es el sujeto, como en el idealismo; o es el objeto, como en el realismo gnoseológico.

El monismo es metafísico solamente cuando se considera que hay una única realidad, que puede ser la materia o el espíritu u otra cosa que se supone puede estar más allá o más acá de la materia o el espíritu.

El monismo puede ser místico o panteísta. El monismo místico está representado en parte por Parménides, que con su fórmula de la identidad del ser con el pensar determinó la mayoría de las doctrinas monistas. Pero Plotino es el principal representante del monismo místico, con su noción de Uno, o sea la hipóstasis originaria, la primera y superior realidad que posee en sí misma su haber y puede llamarse substancia.

Esta concepción de Plotino de lo Uno se basa en el supuesto de que el principio es diferente de los principiados; en que el ser no es ninguno de los seres, es anterior a todos en el doble sentido de ser, comienzo y fundamento. Es potencia de todo y sin su existencia nada existe, se halla por encima de todo y es causa de todo.

Los seres que da origen son derivaciones de un principio que contiene todo lo que va a ser en el curso de su desarrollo.

Spinoza, representante del monismo panteísta, soluciona el problema del dualismo cuerpo-alma que plantea Descartes mediante la noción de substancia infinita, en la cual se encuentran los atributos en sus infinitos modos.

Al reducir todo ser a la causa inmanente de las cosas, transforma este monismo en gnoseológico y a la vez metafísico, resolviendo la cuestión de la relación entre las substancias pensante y extensa y de la unidad última de la existencia independiente no trascendente al mundo.

Schelling tiene la misma postura con la absoluta indiferencia de sujeto y objeto, que es donde coinciden las dualidades de la naturaleza y del espíritu, que en forma alternativa se presentan como sujeto o como objeto, a pesar de su última y esencial identidad.

El monismo, en la época moderna, a veces surge como un espiritualismo que sin negar la naturaleza ni sus operaciones la engloba en la unidad más amplia de una teleología.

Sin embargo, en el monismo actual, ha privado la tendencia materialista y naturalista.

Fuente: “Diccionario abreviado de filosofía”; José Ferrater Mora.

Categorías: Diccionario de Filosofía