Filosofía

Idiolecto

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

El idiolecto es el lenguaje hablado por un individuo. Yo tengo mi propio idiolecto, que es único, como las huellas dactilares. Y, del mismo modo, cada cual tiene su propio idiolecto. En los últimos años los idiolectos han despertado el interés filosófico. Esto se debe a que la relación existente entre los estados intencionales de un individuo y su idiolecto están estrechamente relacionados. En este sentido se puede decir que el idiolecto es la alianza por la que la filosofía del lenguaje y la filosofía de la mente están unidas en laico e intelectual matrimonio.

idiolecto

¿De dónde vienen los idiolectos?

Si has leído las entradas acerca del argumento del lenguaje privado o sobre el lenguaje del pensamiento, puedes estar tentado a pensar que el idiolecto de un individuo es un lenguaje privado que solo ese individuo entiende. Algo así como un lenguaje extra social. Pero este no es el caso. Es muy tentador tirar por esta senda, pero mejor es no seguirla. Y es que, como mostró Tyler Burge en su día, pensar que los idiolectos se forman socialmente no es una incongruencia. Desde este punto de vista, estudiar el idiolecto de un individuo es lo mismo que estudiar la ejecución y la competencia lingüística de dicho individuo. De este modo, el idiolecto de un individuo se constituye socialmente y no tiene que ver con la idea de un lenguaje privado o del lenguaje del pensamiento.

Idiolecto y concepción sobre un idiolecto: no confundir

Un error importante, derivado de no tener en cuenta las consideraciones anteriores es la que confunde el idiolecto con la concepción acerca del lenguaje de un individuo. Un idiolecto es un objeto. Es algo que anda por ahí y que estudiamos, para aprender sobre él. Por ejemplo, el lenguaje de Esteban Galisteo es un objeto, es un idiolecto. El lenguaje que se habla en Córdoba (España), también es un objeto de estudio. Es un sociolecto. Por otra parte, podemos tener una concepción acerca de un objeto, como por ejemplo una concepción de los idiolectos. Noam Chomsky, por ejemplo, tiene una concepción individualista de los idiolectos. Él piensa que los idiolectos los constituye el individuo. Por su parte, Tyler Burge tendría una concepción social de los idiolectos, como hemos dicho más arriba. Como queda claro aquí, las concepciones acerca de los idiolectos no son idiolectos. Del mismo modo que la concepción que tengamos acerca de los números no es un número.

Donald Davidson y los idiolectos

Donald Davidson ha mantenido que en realidad el lenguaje, entendido como un sociolecto, no existe. Todo lo que hay son idiolectos. De este modo, cuando conversamos con nuestros amigos y vecinos, lo que hacemos es interpretar su idiolecto, de modo similar a cuando hablamos con un extranjero. Habría una diferencia de grado: es más fácil interpretar a nuestro vecino que interpretar a un extranjero. Con respecto a este asunto mantuvo una discusión con Michael Dummett, para quien la negación de la existencia del lenguaje es inadmisible. Esta discusión fue bastante fructífera.

Categorías: Diccionario de Filosofía