Filosofía

A priori

Publicado por Malena

En la época moderna se comienza a tratar el tema del “a priori” en forma amplia, aunque esta cuestión también es planteada en la antigüedad y en la Edad Media.

La noción de Descartes de “idea innata” se acerca a la idea moderna de “a priori”.

En cambio Locke se opone al innatismo y a todo elemento “a priori” en el conocimiento.

Para Hume, solamente los enunciados analíticos son totalmente “a priori”, o sea los que no provienen de la experiencia, es decir operaciones del pensamiento basadas en razonamientos puramente formales.

Para Leibiniz hay verdades de razón y verdades de hecho. Las verdades de razón son eternas, innatas y “a priori”, y las verdades de hecho son empíricas, actuales y contingentes.

Las verdades de razón y “a priori” son las que resultan evidentes para un espíritu atento.

Hume y Leibniz coinciden en que los enunciados “a priori” son analíticos y no sintéticos; para Hume, como consecuencia de su carácter puramente lingüístico y para Leibniz como resultado de ser un conocimiento que se da antes de la experiencia.

Kant se ocupa de la validez del conocimiento más que del origen, como lo hacen Locke y Hume.

Admite que puede haber juicios sintéticos “a priori”; pero este “a priori” no es siempre analítico y no se refiere a las cosas en sí sino a las apariencias.

Para Kant, el modo de conocimiento “a priori” es la condición de la posibilidad del conocimiento de las preposiciones universales y necesarias.

Kant propone entonces que el conocimiento “a priori” es independiente de la experiencia mientras el conocimiento “a posteriori” tiene su origen en la experiencia.

Sostiene que los conceptos “a priori” tienen un carácter diferente, o sea que tienen que ser pensados con carácter de necesidad absoluta y no por ser totalmente formales, porque esta necesidad es la consecuencia de su carácter analítico.

Las ideas de la razón no se pueden aplicar a la realidad en sí ni servir de paradigmas de esa realidad, porque toda metafísica que se basa en la razón trasciende la experiencia y es producto de la pura imaginación racional, o sea no sintética.

En la metafísica no hay juicios sintéticos “a priori” porque no se aplica a los Nóumenos.

Nóumeno, es un vocablo que utiliza Kant en filosofía que significa “lo que es pensado por medio de la razón, lo inteligible”.

El mundo de los nóumenos es el mundo inteligible.

El nóumeno puede ser positivo o negativo. Cuando se trata de un objeto de la intuición no sensible, el nóumeno es positivo pero si se trata de un objeto de la intuición sensible, el nóumeno es negativo.

El nóumeno positivo y la cosa en sí tienen significados equivalentes y designan lo que está fuera del marco de la experiencia posible.

Hegel admite que la necesidad y la universalidad deben hallarse “a priori”, o sea en la razón. Acepta por un lado la concepción “a priori” pero por otro lado considera las proposiciones “a priori” utilizadas por Kant como imprecisas y vacías.

Fuente: “Diccionario de Filosofía abreviado, José Ferrater Mora.

Categorías: Diccionario de Filosofía