Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía Teoría de la Panspermia-sobre el origen de la vida.

Teoría de la Panspermia-sobre el origen de la vida.

Publicado por Malena

Existen distintas teorías sobre dónde se produjo el origen de la vida en la Tierra, pero saber dónde fue el origen no significa conocer cómo se formaron las primeras moléculas complejas de carbono.

En 1903, el químico sueco Svante Arrhenius propuso que las semillas de la vida serían las bacterias procedentes del espacio o de algún otro planeta, que se dispersaron por todo el universo, supuesto que dio origen a la teoría de la panspermia.

El Dr. Scott Sandford también afirma que los elementos esenciales de la vida fueron transportados por los cometas.

La teoría de la panspermia tropieza con el obstáculo de que para ingresar a la Tierra a través de la atmósfera, cualquier forma de vida sería destruida por el calor de la fricción, y tampoco explica cómo fue el origen de la vida en el espacio o en otro planeta.

Otra hipótesis diferente es la de la generación espontánea. Esta teoría sostiene que de la materia sin vida, bajo determinadas condiciones, puede surgir la vida, basándose en el supuesto de que la materia inanimada contiene una energía capaz de actuar y producir una serie de fenómenos que podrían dar lugar a un organismo vivo.

La teoría físico química sugiere que la vida se originó en la Tierra en el momento en que la temperatura, la radiación solar, las tormentas y la actividad volcánica hicieron posible la alteración de las sustancias que existían; y la combinación de todos estos elementos pudieron dar origen a los seres vivos. Esta es la teoría más aceptada a nivel científico, pero algunos expertos piensan que las combinaciones necesarias para producir vida compleja no pudieron haberse realizado en tan poco tiempo.

La idea de la biogénesis surge en el siglo XVII, en oposición a la teoría de la generación espontánea. El médico y biólogo Francisco Redi, realizó algunos experimentos que lo llevaron a la conclusión de que la vida solamente pudo tener su origen en una vida preexistente.

En 1860, Luis Pasteur demostró que en el aire existen microorganismos que pueden contaminar a la materia sin vida.

Los experimentos de Pasteur aportaron mayor fundamento a la teoría de la biogénesis, pero no alcanza para despejar todos los demás interrogantes, ya que el hecho de que la vida haya tenido un principio común, no explica la diversidad de los organismos vivientes.

La teoría de la evolución podría aclarar esta cuestión, pero todavía quedaría por explicar cómo surgió ese principio común.

Darwin propuso la idea de que procesos químicos, bajo condiciones especiales, pudieron haber producido un compuesto proteínico capaz de crear cambios complejos.

Actualmente, algunos científicos que estudian el universo apoyan la idea de que la vida en la Tierra puede ser extraterrestre, rescatando la teoría de la Panspermia.

Desde la antigüedad existen indicios en muchas culturas de haber sido visitados por seres extraterrestres que pudieron haber venido del futuro, al contar con la tecnología necesaria para utilizar los agujeros de gusano que existen en el universo, capaces de conectar lugares muy distantes, a los que resulta imposible acceder hoy en día.

Su función sería poblar este planeta por haber sufrido su propio mundo grandes cataclismos, como por ejemplo, la explosión de una supernova cerca.

Esta teoría explicaría el misterio de los profetas religiosos y de sus poderes para hacer milagros y para elevarse y desaparecer en el aire.

De todos modos tampoco explica cuál fue el origen de la vida.

Nuevas teorías sobre el origen de la vida surgieron a partir del proyecto genoma humano.

Algunos científicos creen que el código genético podría contener información precisa sobre el origen de la vida.

Aunque ya se ha descifrado el ADN, solamente el cinco por ciento de su contenido puede ser hasta ahora interpretado, que es el que contiene casi toda la información necesaria para la formación de un ser humano.

El resto podría ser solamente basura genética o contener revelaciones asombrosas sobre nuestros orígenes.

El ADN es el mejor lugar para que una civilización avanzada haya guardado la información que tanto nos desvela, ya que se conserva de generación en generación y no se degrada con el tiempo.

Fuente: History Channel , “El Universo”.

Categorías: Ciencia y Filosofía