Filosofía

Los Fractales

Publicado por Malena

Un fractal es una figura geométrica que se repite al aumentar o disminuir la escala. Es un fenómeno extraño que se da en la naturaleza, tanto a nivel del macrocosmos como del microcosmos, que parece desvirtuar la teoría del caos y querer demostrar la existencia de un orden superior.

La hoja de un árbol contiene reproducida la totalidad de la planta en su interior; y una rama es la reproducción del árbol en miniatura.

Un copo de nieve, si se observa con el microscopio, está compuesto de diminutos cristales que tienen la misma forma.

Un fractal parece ser infinito, porque no se puede determinar su perímetro; ya que a medida que se amplía la imagen en el microscopio el número de reproducciones de la totalidad se incrementa y se puede observar que en cada fractal se esconden infinitos fractales.

Benoït Mandelbrot, fue el descubridor de los fractales a través de una sencilla fórmula matemática denominada conjunto de Mandelbrot; pero para entender este fenómeno este científico tuvo que dejar de lado las matemáticas tradicionales.

Observando en la naturaleza la forma de las nubes, de las montañas, de las olas del mar, de los fenómenos atmosféricos e incluso de las galaxias, se dio cuenta que el todo está en cada una de las partes.

Este fenómeno, denominado autosimilitud, también ocurre en algunas superficies rugosas de ciertos materiales y en los cristales.

Los fractales han hecho posible la detección de patrones en los procesos naturales que antes eran impredecibles y brinda la posibilidad de predecir fenómenos en el futuro.

Actualmente se utiliza en aplicaciones prácticas; como por ejemplo para perfeccionar la definición de las imágenes fotográficas, al lograr un orden en la geometría de las formas irregulares que antes se consideraba aleatoria.

Si esta posibilidad existe en todo el universo, entonces es probable que también existan patrones en los acontecimientos de la vida y todo lo que ocurre podría no ser casual, como muchos creen, sino que respeta un determinado patrón que no pueden advertir.

Llevar un diario personal por mucho tiempo sería una forma de detectar esos patrones, si lo trasladamos a la dimensión fractal; y en base a este concepto, algunos infieren que cada siete años se produce una conmoción y un cambio en la vida de la gente que resulta vital y que la obliga a replantearse su mundo.

Por ejemplo, un ser humano a los siete años alcanza el uso de razón y su mundo cambia; a los catorce entra en la adolescencia y en la etapa de la iniciación sexual; a los veintiuno es mayor de edad y comienza su camino profesional.

Es indudable que los fractales introducen orden en un mundo aparentemente caótico.

Fueron intuídos desde hace mucho tiempo por algunos pintores; como Fritz Hundertwasser, que se detenía a analizar la misteriosa geometría que impera en el cosmos y en la vida y el pintor japonés Hokusai, que pintó su célebre “Gran ola de Kanagawa”, que forma parte de la serie de pinturas relacionadas con el monte Fuji.

Esta pintura es un fractal natural que consta de pequeñas olas que tienen a su vez sus propias crestas.

La amplificación de lo pequeño, así como las formas reiteradas de los fractales, se han utilizado también para predecir lo que puede ocurrir en la bolsa de valores, ya que los brokers, además de las pautas económicas, investigan pequeños movimientos del mercado que pueden desencadenar grandes oscilaciones en la cotización de las acciones, como el denominado efecto mariposa (el aleteo de una mariposa en Pekín puede desencadenar un huracán en Nueva York).

Es imposible determinar el perímetro de un fractal, ya que parece ser como el Universo, tiene bordes pero también es infinito.

Fuente: “Más allá de la ciencia”, “Fractales, el ADN de la creación”, Francesc Miralles, España, No.253

Categorías: Ciencia y Filosofía