Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía Jean-Baptiste Lamarck

Jean-Baptiste Lamarck

Publicado por Malena

Se atribuye a Lamarck (1744-1829) haber desarrollado el tema de la evolución de las plantas y animales y haber formulado por primera vez la teoría de la evolución.

Nacido en Bazentin, Francia, este notable científico, que comenzó dedicándose a la botánica y que fue discípulo de Bernard de Jussieu, realiza en su obra “Flora francesa” una clasificación sistemática de las plantas mediante claves dicotómicas; y dos años más tarde escribe “Investigaciones sobre las causas de los principales hechos físicos”, que publicaría catorce años después. También fue biólogo y el primero en utilizar la palabra biología para designar a esa disciplina.

Fruto de sus lecciones de zoología, publicó su obra “El sistema de los animales invertebrados”, en la que ya esboza la división que existe actualmente de los invertebrados en: arácnidos, diversos insectos, crustáceos y equinodermos.

Su tesis transformista fue fuertemente criticada por los hombres de ciencia de aquella época, entre ellos el inspector general de educación de Francia, George Cuvier, que apoyaba la cosmovisión creacionista.

Lamarck fue miembro de la Academia Francesa de Ciencias y tuvo a su cargo los Jardines del Rey hasta que éstos pasaron a formar parte del Museo Nacional de Historia Natural, después de la revolución francesa.
Fue uno de los que crearon el nuevo concepto de la colección de museo, o sea la serie de objetos debidamente ordenada y clasificada, con patrocinio institucional, y actualizada y conservada por especialistas reconocidos.

También se destacó por ser el primero en hacer la relación entre los fósiles y los organismos vivos que más se les asemejaban.

Sostenía que los caracteres adquiridos podían ser heredados, pero esta noción fue desacreditada por casi todos los genetistas que se destacaron después de 1930, exceptuando a la Unión Soviética donde prevaleció la genética rusa hasta la década de los años sesenta del siglo pasado.

Las ideas avanzadas de Lamarck se aproximan a la teoría celular que fue formulada 39 años después por Schleiden y Schwann y sus estudios sistemáticos hicieron posible su teoría de la evolución, que expone en su obra fundamental escrita en 1809 sobre la evolución de los seres vivos, que tanta importancia tuvo para Charles Darwin.

En esa obra afirma que las especies derivan de especies preexistentes y que no son constantes. Sostenía que los hábitos determinan la evolución y que también influyen en la descendencia. Ésta idea fue la que lo llevó a pensar que los caracteres adquiridos se heredan, concepto que no pudo comprobar en forma experimental.

Sus obras “Investigaciones sobre las causas de los principales fenómenos físicos” y en “Investigaciones sobre la organización de los seres vivos e hidrología”; incluyen, además del origen de la vida, investigaciones sobre meteorología, geología, paleontología y química.

A pesar de haber sido un destacado científico y un brillante pensador, Lamarck vivió los últimos años de su vida en la pobreza, siendo olvidado y rechazado por la Restauración después de la expulsión de Napoleón en 1814.

Quedó ciego, probablemente por el uso constante de la lupa en sus observaciones, condición que aprovechó Cuvier para burlarse de su teoría, diciendo que su ceguera era la prueba de que la función no hace al órgano.

Lamarck falleció a los 85 años y fue enterrado en una fosa común en el Cementerio de Montparnasse.

Fuente: “Diccionario de la Enciclopedia Salvat”; “Enciclopedia Universal Británica; “Colección Grandes Pensadores-Darwin, Vida, pensamiento y obra”.

Categorías: Ciencia y Filosofía