Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía Filosofía y Ciencia Ficción

Filosofía y Ciencia Ficción

Publicado por Malena

Se puede afirmar que Julio Verne fue el primer escritor de ciencia ficción, que se atrevió a dar vuelo a su imaginación a través de la ficción, manteniendo todo lo posible el rigor científico.

Posteriormente, en Estados Unidos se destacaron H.G. Wells, Isaac Asimov; H.G. Wells, y Arthur C. Clark.

Actualmente, Michio Kaku, (nacido en 1947) hijo de japoneses emigrados a Estados Unidos, físico y divulgador científico, que desde hace treinta años ocupa la cátedra de física teórica en la Universidad de Nueva York., y que además es uno de los creadores de la teoría de las supercuerdas; está empeñado en desarrollar tecnologías capaces de hacer realidad las máquinas del tiempo, lograr la invisibilidad de la materia y el desarrollo de la telepatía.

filosofia-y-ciencia-ficcion

En su último libro “Física de lo imposible” vislumbra la posibilidad de la invisibilidad, el teletransporte y los campos de fuerza, que ya se están investigando en los laboratorios.

Este científico está convencido de la utilidad de la divulgación científica que intenta difundir temas serios en forma divertida, fácil y amena para poder acceder a todo tipo de audiencia, que de este modo podrá estar informada de los temas más acuciantes que enfrenta el mundo como por ejemplo el problema del calentamiento global.

Todos los científicos que intentaron divulgar conocimientos científicos, no fueron vistos con buenos ojos por sus colegas, como Carl Sagan en su momento que fue discriminado e ignorado.

Con respecto a la posibilidad de lograr la invisibilidad, investigadores de la Universidad de Duke, en los Estados Unidos, desarrollaron en 2006 una sustancia capaz de volver invisible un objeto a la radiación de microondas.

Para Kakú, la patineta flotante y los autos voladores podrían ser posibles por levitación magnética; y la telepatía se podría lograr alguna vez, no con las técnicas actuales sino con técnicas mucho más avanzadas, capaces de leer las minúsculas señales eléctricas y ondas electromagnéticas que emite el cerebro mediante resonancia magnética.

También podría ser posible mover objetos con la mente utilizando chips de silicio capaces de activar objetos con el pensamiento.

Otros descubrimientos factibles serían desarrollar tecnología capaz de construir naves de antimateria que nos permitan transportarnos a otras estrellas; viajar más rápido que la velocidad de la luz, y producir energía sin costo alguno mediante máquinas de movimiento perpetuo, aunque esto significaría desafiar las leyes de la naturaleza.

Supuestamente, viajar en el tiempo hacia el pasado debería resultar más difícil que al futuro, ya que podría producirse una paradoja, porque podríamos cambiarlo y modificar el futuro. Sin embargo, generaciones futuras muy avanzadas podrían ser capaces de hacerlo a través de un agujero de gusano, que se considera una posible conexión entre dos puntos del espacio tiempo.

El mundo se debate entre dos fuerzas en permanente antagonismo, el bien y el mal. Si el bien prosperase y pudiese controlar a las fuerzas malignas, tal vez todos los problemas del mundo se podrían solucionar, habría paz en el mundo, y el hombre alcanzaría una evolución positiva; y si en cambio el mal fuera el que llegara a predominar, podrían profundizarse el caos, el incremento de las dificultades, la exterminación y la desaparición o el retroceso de los sobrevivientes a una etapa primitiva.

La decisión está en nuestras manos.

Categorías: Ciencia y Filosofía

Un comentario para “Filosofía y Ciencia Ficción”


  • felicidad.openid.es/ octubre 23, 2009 a las 2:41 am

    Las fuerzas del bien y el mal se equilibran en el mundo, es el ying y el yang. Tendrían que sacar un invento para mentalizar a politicos y gobernadores, para lavarles «el cerebro» y que no pudieran mentir ni realizar acciones que le beneficiaran a ellos mismos, sino al resto del mundo. LA MAKINA MORAL, sería el invento del siglo, que digo, el mejor invento jamás inventado, que todo el mundo hiciera lo correcto, que las personas fueran lo suficientemente sabias para reconocer el Bien, la virtud. «Actúa universalmente, qué pasaría si todo el mundo actuara de un modo u otro en tus mismas circunstancias»entonces no habría hambre, ni enfermedades, ni injusticias, ni torturas, ni dolor, no se destruiría el planeta, todos nos enriqueceríamos de las cosas que verdaderamente importan, todo florecería y volveríamos al «paraíso terrenal». Menudo sueño.