Filosofía

Inicio El Psicoanálisis Jacques Lacan

Jacques Lacan

Publicado por Malena


Jacques Lacan (1901-1981, es el más relevante psicoanalista francés, que provocó reacciones extremas al intentar unir el psicoanálisis con el estructuralismo.

La lectura de los escritos de Lacan, desaniman a los lectores más entusiastas pero no demasiado legos, por lo oscura y compleja que resulta.

La intención de Lacan es darle al psicoanálisis sustento científico y hacer una teoría científica del inconsciente.

Lacan, se inspira en la filosofía, la lingüística, las matemáticas y por supuesto en la teoría de Sigmund Freud, pero a diferencia de Freud, no menciona en sus escritos a ninguno de sus pacientes.

Para elaborar una concepción del hombre como sujeto deseante impulsado por la falta de ser, Lacan se basa primeramente en la filosofía de Georg Hegel y Martin Heidegger.

Tal como lo hace Lévi-Strauss para la antropología, Lacan pretende integrar el método lingüístico estructural al dominio del inconsciente.

La primera contribución importante de Lacan fue su conferencia de 1936 titulada “El estadío del espejo”, la etapa de la primera infancia de los niños entre los 6 y 18 meses, que es cuando toman conciencia de su identidad y acceden a la vida simbólica.

La función simbólica es la capacidad de estructurar imágenes y sentimientos por medio del lenguaje. De allí, desarrolla su conocido tríptico “real, simbólico, imaginario”.

Para Lacan, el inconsciente está estructurado como un lenguaje. Recordemos que para Ferdinaud de Saussure, padre de la lingüística, el lenguaje es un conjunto de signos que se dividen en un significante, que es el soporte acústico del signo y el significado, que es el concepto.

Lacan integra la idea de la estructura del lenguaje a la estructura del inconsciente, construida por signos relacionados entre sí que forman una cadena de significantes.

Para el inconsciente, el padre real no cuenta, sino el símbolo general de la paternidad, que se asocia al falo, lo prohibido, la ley, etc. El inconsciente habla a través de las metáforas reenviando significados más profundos.

Lacan se destacó como un erudito de la mente. Era un hombre extravagante, aficionado al juego, que seducía a las mujeres y que ansiaba la fama y el dinero pero que también amaba las matemáticas y la topología.

En 1953, su pensamiento se organiza en función del estructuralismo. Para Lacan, lo real no se puede conocer. Lo imaginario es la suma de las imágenes caóticas individuales y lo simbólico es el imaginario instituido y codificado por la sociedad.

En 1964 funda la Escuela freudiana de París, que fue, hasta que se disolvió en 1980, el centro principal lacaniano.

En los años setenta, su intento de elaborar una teoría matemática del inconsciente toma una nueva forma; representar en forma matemática las instancias psíquicas.

El lacanismo de esos años es una mezcla de topología, psicoanálisis y lingüística, en un lenguaje cada vez más metafórico.

Los seminarios de Lacan se vuelven cada vez más oscuros y sin propósitos claros y dejan lugar a interpretaciones ilimitadas.

Después de 1980, el lacanismo se dividió en distintos grupos para discutir la interpretación de esta teoría.

Al final de su vida, Lacan practicaba con algunos pacientes sesiones de apenas tres minutos.

Fuente: “Filosofía Hoy”; “Gran Historia de la Psicología”:; “Jacques Lacan – El divo del diván; Achile Weinberg.

Categorías: El Psicoanálisis