Filosofía

Inicio Metafísica Existencia y realidad

Existencia y realidad

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

¿Te apetece perturbar a tus amigos? No hay problema: pregúntales qué diferencia hay entre existencia y realidad. Esto también funciona con filósofos, aunque con algunas variantes. Para perturbar a un filósofo con una pregunta como esta hay que tener una respuesta a la misma (se puede buscar en un manual). Con esta respuesta se busca a un filósofo y se le pregunta sobre la diferencia entre existencia y realidad. Una vez nos dé la respuesta, normalmente difícil y espesa, procederemos a darle la respuesta que habíamos encontrado. A partir de ese momento habrás conseguido, casi con toda seguridad, perturbar a un filósofo. Y es que en pocas cosas hay tan poco consenso como en las diferencias entre existencia y realidad. Por nuestra parte, vistas cómo están las cosas, queremos hacer una observación. Y esto es precisamente lo que haremos a continuación.

Existencia y realidad no se pueden identificar a la ligera

existencia y realidad

Vito Corleone

Existe la tendencia de dar por hecho que real y existente son sinónimos. De hecho, esta forma de ver las cosas resulta, a primera vista, bastante sensata y natural. Sin embargo, no debemos dejar que los árboles no nos dejen ver el bosque. Y es que si nos preguntamos por casos particulares, la identificación entre existencia y realidad se va al garete. Para empezar, podemos reflexionar sobre el eje de la Tierra. El eje de la Tierra, sobre el que algo hemos dicho en este blog, es imaginario y eso quiere decir que no está fuera de nuestras mentes. Más bien lo hemos postulado para caracterizar con cierto grado de precisión el movimiento rotatorio del planeta Tierra. Y ahora preguntémonos: ¿Existe el eje de la Tierra? Y la respuesta es no. No hay algo en el espacio-tiempo a lo que llamemos así, más bien algo de lo que hay tiene determinado comportamiento y el eje terrestre es un producto de nuestra imaginación ideado para describir tal comportamiento. Pero, ¿es real el eje terrestre? Hay un sentido en el que sí. Imaginamos el eje terrestre porque la Tierra tiene el comportamiento que tiene y es ese comportamiento el que nos impone esa imagen, de tal modo que el eje terrestre no es un invento y es objetivo.

Ahora bien, pensemos en Vito Corleone. Estás viendo El Padrino, en compañía de alguien que ha llegado tarde. Tú vas diciéndole a ese alguien quién es cada personaje conforme van apareciendo en la pantalla. Los señalas y dices «ese es Fulanito». En un momento dado dices (1)

(1) ese es Vito Corleone.

Y la pregunta aquí es la siguiente: ¿Existe Vito Corleone? Y la respuesta es sí, existe. ¿Cómo lo sabemos? Por una sencilla razón. Pensemos en (2)

(2) Vito Corleone existe.

Para que (1) sea verdadera, (2) ha de ser verdadera. De otro modo, si (2) es falsa entonces de ninguna manera (1) es verdadera. De sobra sabemos que lo inexistente es iseñalable y que si algo es ostensible, entonces es existente. Ahora bien, hay circunstancias en las que (1) es verdadera, lo cual implica que (2) lo es.

¿Es real Vito Corleone? La respuesta es no, no es real. Lo podemos señalar, pero es atemporal e inespacial. Nada real nos ha impuesto a Vito Corleone, se lo ha inventado Francis Ford Coppola para crear una historia ficticia. Y como componente de una historia ficticia, Vito Corleone es ficticio y no real. Pero con todo, Vito Corleone existe, solo que desde un punto de vista ontológico tiene más similitudes con una marioneta (sin ser una marioneta) que con cualquiera de nuestros vecinos.

Conclusión

El eje de la Tierra es real, pero no existe. Vito Corelone existe, pero no es real. Seguramente sea complicado decir de forma unívoca qué es existencia y qué es realidad, pero con toda seguridad existencia y realidad son conceptos distintos.

Categorías: Metafísica