Filosofía

Inicio Filosofía y Sociedad El Poder Económico de las Emociones

El Poder Económico de las Emociones

Publicado por Malena

Las nuevas tecnologías, la competencia y la posibilidad de elección a través de distintos medios, ha dado vuelta el concepto del marketing.

Hasta ahora, la publicidad informó y trató de captar la atención de la gente, tratando de satisfacer sus deseos, en adelante la economía estará orientada hacia el modo de atraer al público con propuestas que jamás soñaron.

El Poder de la Emoción

Según Kevin Roberts, director ejecutivo de la Compañía de Ideas Saatchi y Saatchi, de New York, líderes del mundo en comunicación, que cuenta con un equipo de siete mil personas en 83 países; existen distintas formas de obtener beneficios con una economía de atracción.

La más importante es tener ideas, porque el verdadero poder está en la creatividad, ya que la creación es el futuro.

Las ideas tienen que ser sencillas, importantes y sólidas para que puedan sostenerse en cualquier parte.

Hay que tener en cuenta que la fórmula que puede llegar a triunfar es conectar una idea con una oportunidad real, utilizando distintos medios y a gran escala. No hay que olvidar que las ideas más extraordinarias son tan simples que se le podrían haber ocurrido a cualquiera.

La nueva perspectiva considera a las emociones como el indicador más importante en los negocios, porque tienen un poder ilimitado. Todo lo que compramos posee el valor agregado emocional que le proporciona cada uno según sus propios valores y significados, ya que la gente compra más con el corazón que con la razón.

Es necesario comprender a la gente y anticiparse creativamente a sus deseos y tener en cuenta que conectarse con los que tienen los mismos intereses es la clave para el éxito, renunciando a captar el interés del resto.

Estos cambios fueron necesarios porque la cultura de todo gratis por Internet modificó la realidad, y el secreto está ahora en conectarse, ser creativo y comprometer a la gente.

En la Economía de Atracción no es suficiente que al cliente le guste algo, sino que es necesario que llegue a amarlo y respetarlo.

Una marca amada asegura una mayor fidelidad porque no se basa en la razón sino en la emoción, es irresistible, auténtica, verdadera y sustentable en el tiempo, en un mundo cambiante.

Una marca amada empieza siendo un gran sueño que cuanto más grande sea abarcará más espacio y volará más alto; porque la gente desea pertenecer a algo que sea más grande que ellos.

Las empresas arriesgan su dinero brindando confianza, rendimiento y prestigio en una marca amada por su misterio, su sensualidad y su intimidad en los detalles.

Los medios transmiten emociones porque la gente desea emocionarse, interactuar y ver programas en vivo.

Marca Amada convierte a la experiencia de compra en emociones reales y en una motivación para comprar.

El marketing ahora se basa en la creación de una especie de estado de trance hipnótico.

Las empresas están decididas a respetar el ambiente para lograr un planeta sustentable y necesitan encontrar una solución para ese problema.

La Marca Amada tiene que ser sustentable para poder crecer, trascender los límites de las posibilidades y cambiar el mundo con el poder del consumidor.

Incluye el medio ambiente en la economía, la sociedad y la cultura, no difunde el miedo sino que es optimista, ve oportunidades en lugar de obligaciones y personas en lugar de consumidores; y representa la pasión por hacer algo para sostener al planeta.

Fuente: Entrevista con Kevin Roberts, CEO Worldwide Saatchi & Saatchi Lovemakers Company para la Revista Inteligencia Emocional, Ed. El mensaje SRL, Argentina, 2009.

Categorías: Filosofía y Sociedad