Filosofía

Inicio Filosofía y Religión Filosofía de la Religión-Parte II

Filosofía de la Religión-Parte II

Publicado por Malena

Tabla de contenidos de Filosofía de la Religión

  1. Filosofía de la Religión-Parte I
  2. Filosofía de la Religión-Parte II
  3. Filosofía de la Religión-Parte III
  4. Filosofía de la Religión-Parte IV

Filosofía de la Religión-Parte II

La sabiduría de la fe y la razón, es la filosofía de la religión

El Confucianismo, el Taoísmo y el Budismo son las tres religiones básicas de China que se consideran una sola, porque los tres cultos se funden en uno. En China estas tres religiones están relacionadas entre sí y son practicadas en forma simultánea por los chinos.

El Confucianismo es esencialmente un método para vivir una vida de bondad y una forma de organización social.

El Confucionismo es una filosofía con una función religiosa, su doctrina se basa en la aceptación de un orden rígido y su contenido ético ha pasado de generación en generación y aún hoy se mantiene.

Confucio creía en que el hombre es bueno por naturaleza y que las reglas y los rituales provienen de la interioridad; creía que la sociedad no podía conseguir armonía política o civil hasta que su pueblo no consiguiera armonía moral en su interior.

La introducción del Budismo en China fue su mayor obstáculo pero fue la respuesta trascendente que el hombre necesitaba y que en el Confucionismo estaba ausente.

El Taoísmo, de Lao Tsé es otra gran influencia en la cultura china con el símbolo del Yin y el Yan que representa las oposiciones que caracterizan a la vida, como el bien y el mal, que para las religiones chinas no están divididas sino que hay algo de cada una de ellas en la otra.

Para el Judaísmo, Abraham es el arquetipo del hombre de fe, que obedeciendo la voz de Dios lleva a cabo una epopeya patriarcal guiando a su pueblo hacia la tierra prometida.

Establecido el pueblo hebreo en Egipto, donde habían recurrido en busca de alimentos y tierras de pastoreo, fueron esclavizados y Moisés lidera el éxodo para liberarlos.

Es allí donde Moisés experimenta la visión trascendental de Dios que apartará a su pueblo del paganismo la confusión y la superstición.

La esencia del judaísmo es la fe en un Dios único y sobrenatural y la idea central es la idea de un pueblo elegido, no un profeta o salvador.

Desde el principio, la búsqueda del significado por parte de los judíos tuvo sus raíces en la forma en que entendían a Dios. Como consecuencia, estando el hombre hecho a su imagen y semejanza, los judíos han desarrollado un profundo significado del Ser.

La naturaleza es la expresión de Dios y si la existencia es su creación, ésta debe ser buena.

Este aspecto optimista sobre la naturaleza y del papel del hombre en ella es tal vez el contraste más grande con las religiones orientales.

En la mezcla de polvo y divinidad está la grandeza humana, una grandeza cuya mayor gloria es la libertad de su pensamiento y su derecho a la duda.

Para los judíos el problema de la existencia no radica en la estructura de la vida o la historia sino en el patrón significativo oculto tan difícil de hallar que puede ser el hilo conductor para enfrentar la angustia y las dificultades.

En el judaísmo la conciencia surge de esta experiencia con Dios, del eterno conflicto entre el propósito de la historia y el modo de actuar en el mundo; en tanto que en el Confucianismo la conciencia surge de la necesidad de tener un acuerdo civilizado entre nosotros sobre el modo de comportarnos para poder coexistir.

El Judaísmo es una religión étnica y sus verdades trascienden a su pueblo a través del Cristianismo.

El Hinduismo también es una religión étnica y las verdades a las que arribó fueron demasiado importantes para sólo un pueblo, por esa razón el Budismo fue el encargado de convertirla en una religión universal.

Categorías: Filosofía y Religión