Filosofía

Inicio Filosofía y Psicología Las Enfermedades y sus Símbolos-Primera Parte

Las Enfermedades y sus Símbolos-Primera Parte

Publicado por Malena


Una enfermedad representa nuestras creencias y la forma que tenemos de pensar, porque cada célula del cuerpo responde fielmente a todo lo que se piensa y se dice. Este principio nos puede ayudar en la búsqueda de la causa de las enfermedades.

La cara y el cuerpo de un anciano reflejan cuáles han sido sus pensamientos durante toda su vida, porque desde la cabeza a los pies, el cuerpo expresa su malestar psíquico.

El pelo simboliza la fuerza. Cuando éstas nos abandonan nos ponemos tensos, y esa tensión no deja respirar al cuero cabelludo y el pelo se cae. Estar tensos es símbolo de debilidad y estar relajado y tranquilo es símbolo de fuerza.

Los problemas de oídos, como la sordera, representan algo o a alguien que no queremos escuchar; y el dolor de oídos expresa nuestro enojo.

Las dificultades visuales significan que hay algo que no queremos ver, ya sea en nosotros o en el entorno, del pasado, presente o futuro.

El dolor de cabeza está expresando lo injustos que somos con nosotros mismos, nuestro afán de perfeccionismo, y cómo nos exigimos en forma extrema encubriendo nuestra ira reprimida.

Los problemas de nariz significa estar irritado por alguien muy próximo y sentirse sofocado por él.

El cuello representa nuestra capacidad de ser flexibles con nuestra manera de pensar y tener la capacidad de aceptar lo que piensan los demás. Cuando nos duele el cuello está indicando que somos obstinados y no podemos ver otro punto de vista.

La garganta nos da la capacidad de defendernos con la palabra, de pedir lo que queremos, de decir que no. Simboliza el cambio, resistencia al cambio, intento de cambio o estar en pleno cambio.

Los problemas de garganta significan incapacidad para hacerse valer; el dolor de garganta siempre indica enojo; el resfrío confusión y la laringitis es no poder hablar debido a la ira.

La amigdalitis y los problemas de tiroides significan frustración e incapacidad para expresarse.

Los brazos tienen que ver con las aptitudes y los antebrazos con las habilidades.

Las articulaciones representan antiguas emociones y los codos la flexibilidad para cambiar de dirección.

Las manos aferran o dejan ir, pueden ser duras o de manteca, flexibles o estar llenas de artritis y estar crispadas por el miedo a perder.

Los dedos tienen cada uno su significado, el índice representa el yo y el miedo, el pulgar la mente y las preocupaciones, el dedo medio el sexo y la ira, el anular las uniones y el sufrimiento y el meñique la familia y la falsedad.

La espalda representa el apoyo; y los problemas de espalda quieren decir falta de apoyo. La parte superior es falta de apoyo emocional, la media se relaciona con la culpa y la parte lumbar con el exceso de preocupaciones financieras, con el agotamiento y con el temor a no tener dinero suficiente.

Los pulmones simbolizan la capacidad de recibir y de dar vida; si hay problemas con ellos puede significar miedo a recibir la vida o sentir que no nos merecemos vivir en forma plena.

El enfisema y el tabaquismo son dos formas de negar la vida y expresan el sentimiento de ser indigno de existir.

Los pechos representan la maternidad; y los problemas en ellos indican que estamos haciendo más de lo necesario como madres; y que tenemos que darnos cuenta que hay que dejar crecer a los hijos, y saber el momento de dejarlos libres y en paz.

Si se padece de cáncer de pecho hay además un profundo resentimiento. En ese caso, lo más importante es liberarse del miedo y saber que en nosotros está la inteligencia del Universo.

(continúa segunda parte)

Fuente: “Usted puede sanar su vida”; Louis L. Hay.

Categorías: Filosofía y Psicología