Filosofía

Inicio Filosofía Oriental La Respiración

La Respiración

Publicado por Malena

Cuando el cuerpo y la mente están integrados se produce un efecto regenerador en ellos, cuando en cambio esta integración está alterada se acelera la entropía y el envejecimiento.

Las técnicas de respiración y movimiento pueden favorecer la integración cuerpo mente y revertir el proceso de envejecimiento.

El cuerpo es un campo molecular mientras la mente es un campo de pensamientos y detrás de ambos está el campo de conciencia de donde surgen el cuerpo y la mente.

Cada pensamiento es también una molécula que afecta el sistema nervioso que a su vez va a influenciar todas las moléculas del cuerpo y cada vez que se activa la conexión cuerpo mente se alejan las enfermedades y la vejez.

Para lograr la integración mente cuerpo hay que aprender a escuchar al cuerpo con la misma atención que se le prestan a las cosas externas y responder con solicitud y amor.

Las prácticas más conocidas para mejorar la integración cuerpo mente son el Yoga, el Taichi, el Qigong, o el Aikido, que se basan en la respiración consciente y el movimiento del cuerpo para prestar atención al cuerpo y al momento presente.

La respiración integra la mente con el cuerpo y las técnicas de respiración consciente que se denominan Pranayama, aumentan la energía, tranquilizan el cuerpo y relajan la mente.

Respiración para aumentar la energía:

Este ejercicio limpia los pulmones y aumenta el flujo de oxígeno hacia las células y los tejidos.

Para practicarlo, siéntese cómodamente con la espalda recta y los ojos cerrados.

Exhale el aire de sus pulmones y haga veinte respiraciones por la nariz, cada una inspirando con fuerza y contando hasta dos y exhalando de la misma manera también contando hasta dos. (Si lo desea puede decir el mantra SO cuando inspira y JAM cuando exhala)

Resulta más sencillo llevar la cuenta de las respiraciones con los dedos.

Luego, realice otras veinte respiraciones por la nariz contando uno al inspirar y uno al exhalar.

Por último realice otras veinte respiraciones rápidas de medio segundo al inspirar y medio segundo al exhalar.

Finalmente, inspire muy despacio con el abdomen y luego exhale lentamente y tome conciencia de las sensaciones de su cuerpo, sentirá su mente despejada y tranquila y su cuerpo lleno de energía.

Utilice esta técnica cuando se sienta con poca energía.

Respiración para calmar : (cuando estamos frustrados o irritados, molestos u ofendidos)

Este ejercicio estabiliza el sistema cardiorrespiratorio y produce un efecto de enfriamiento en la garganta.

Inspire profundamente y al exhalar apriete parcialmente los músculos de la garganta para lograr emitir un sonido similar a un ronquido (jaaa) por la nariz, con la boca cerrada. Luego, cuando se ha aprendido a exhalar de esa forma se hace lo mismo al inspirar.

Esta práctica disminuye el desgaste fisiológico debido al malestar que producen los estados de frustración e irritación.

Respiración para relajar

Con esta técnica se limpian lo canales y se relaja el cuerpo y la mente.

Inspire muy despacio y obture la fosa nasal derecha con el dedo pulgar de la mano derecha dejando los demás dedos separados sobre la cara y luego exhale e inspire por la fosa nasal izquierda. Tape con los dedos medio y anular la fosa nasal izquierda y exhale e inspire con la fosa nasal derecha y así continúe alternando las fosas nasales, durante cinco o diez minutos. Sentirá que su mente se tranquiliza y su cuerpo se relaja.

Estas son técnicas naturales que equilibran y nutren el campo de energía sin tener que recurrir al alcohol, las drogas o a la cafeína.

Fuente: “Rejuvenecer y vivir más”; Deepak Chopra.

Categorías: Filosofía Oriental