Filosofía

Inicio Filosofía Oriental La Paz Interior

La Paz Interior

Publicado por Malena


En un mundo que está en permanente crisis y en un momento histórico en que la vida se ha vuelto competitiva y difícil, gracias a la pérdida de valores y la ambició desmedida de cosas materiales muchas veces innecesarias; el hombre occidental necesita encontrar más recursos para intentar liberarse de las tensiones y del estrés y alcanzar la paz interior.

La Paz Interior

Brian Weiss, médico psiquiatra y autor de diversos libros de éxito, se ha especializado en terapias de regresión a vidas pasadas y otras técnicas de psicoterapia espiritual y también dirige seminarios nacionales e internacionales y programas de formación para profesionales, con la colaboración de un equipo de psicólogos y asistentes sociales que también utilizan estas técnicas en su trabajo.

En su último libro titulado “Meditación” afirma que la meditación tiene el poder de desarrollar en forma progresiva, la capacidad de concentración, permitiendo a la mente acceder a su nivel subconsciente.

Según su hipótesis, los recuerdos de las vidas pasadas y de los intervalos entre ellas, se conservan en el subconsciente, que es la instancia psíquica más creativa y clarividente de la mente, de donde surgen los recursos espirituales que necesitamos para enfrentar los desafíos de la vida.

La meditación aumenta la capacidad de recordar el origen de los síntomas, como los miedos, la agresividad o el dolor, y una vez que el paciente localiza su trauma logra liberarse de ellos.

Una vez terminado el proceso de regresión, la meditación ayuda no solo a consolidar los logros terapéuticos, sino también a recuperar el equilibrio, desarrollar la espiritualidad y lograr la paz interior.

La meditación es un arte que consiste en no pensar, liberándose del diálogo interno. En ese estado silencioso, la persona puede observarse a si mismo, desapegarse de las cosas y de las personas, lograr un estado de conciencia superior y un sentimiento de unidad con todo.

Porque al perder la conciencia de nuestra verdadera naturaleza espiritual y el contacto con el si mismo, el miedo activa mecanismos de defensas; y esta actitud aumenta la sensación de aislamiento.

La meditación nos ayuda a distinguir con más claridad lo que es más importante en la vida y a adquirir una perspectiva más amplia de la realidad y de nuestro lugar en el mundo, mejora la percepción y la valoración de nosotros mismos y nos permite acceder a una vida más feliz y plena.

La iluminación es el despertar de la conciencia, es darse cuenta de la importancia de cada uno de nosotros y de nuestra relación con un todo ordenado que si nos entregamos, colabora para hacernos felices.

La meditación no es una técnica, porque cada persona accede a ella de la manera que le resulte más fácil. La forma más común es sentarse en una posición cómoda e intentar relajar todos los músculos que están tensos, centrándose luego en la propia respiración normal.

Esta concentración nos permitirá tomar conciencia del presente, entregarnos, rendirnos y dejarnos llevar.

Prestar atención al momento presente nos permitirá alejarnos de los problemas del pasado y las preocupaciones del futuro, y nos abrirá las puertas de la salud, el bienestar, la creatividad y la paz interior.

La meditación ayuda a resolver conflictos personales y relaciones difíciles porque amplía la percepción y modifica la perspectiva de los problemas; cura el cuerpo de sus dolencias y es el comienzo del crecimiento y el desarrollo espiritual.

Categorías: Filosofía Oriental