Filosofía

Inicio Filosofía Occidental El Descubrimiento de América

El Descubrimiento de América

Publicado por Malena

La Tierra, es un planeta del sistema solar que antiguamente se consideraba plano; hasta la aparición de Pitágoras, que fue el primero en postular que la Tierra era esférica.

Aristóteles sabía que la Tierra era redonda y las pruebas que dio fueron: la sombra circular de la Tierra proyectada en la Luna durante un eclipse lunar, el cielo nocturno es diferente si uno se desplaza hacia el Norte o hacia el Sur; y la forma en que desaparece una nave detrás del horizonte a medida que se aleja, primero desaparece la base y por último el palo mayor.

Eratóstenes(200 a. de C.), con elementos precarios de observación, pudo medir el tamaño de la Tierra con métodos astronómicos, con un mínimo margen de error.

El deseo de lograr una mayor exactitud en esta medida provocó un error aún más grande, resultando esta nueva medida mucho más reducida que la establecida por Eratóstenes, tamaño que Ptolomeo incluyó en sus obras y que de no existir el continente americano le hubiera costado la vida a Colón y a todos los que lo acompañaban, porque no tenían suficientes provisiones.

En cuanto a la extensión de Eurasia, también fue sobreestimada, lo que dio lugar a la creencia de que resultaba menor distancia de navegación yendo por Occidente a las Indias.

Cristóbal Colón se basó en estas medidas y de esta manera pudo convencer a los Reyes Católicos de que el viaje que les proponía era una idea posible.

Tanto Colón como los sabios de esa época dudaban acerca del tamaño de la Tierra, que se pensaba era mucho más reducida; pero no se dudaba de su forma, que se consideraba esférica.

El mito de que Colón creía que la Tierra era plana y que en algún momento de su viaje haya temido que sus naves podrían caer a un abismo, es falso, y tampoco esa idea fue la objeción para que realizara esa hazaña.

Este rumor pudo haberse originado en una biografía de Colón que se publicó a principios del siglo XIX, donde se recrea una reunión del navegante con autoridades académicas, en la que defendía la teoría de la redondez de la Tierra; testimonio que fue recogido por otros escritores, quienes se encargaron de difundirlo, logrando gran popularidad.

Lo que es cierto, es que esa reunión benefició a Colón, porque los Reyes Católicos aprobaron su expedición y porque en la mitad de su viaje en la búsqueda del continente asiático, apareció el continente americano y pudo salvarse, ya que las naves iban equipadas para un viaje muy inferior al que hubiera sido necesario para llegar a Asia.

En esa época, los eruditos no sólo sabían sobre la forma esférica de la Tierra sino que también ya existían efemérides astronómicas con posiciones del Sol, la Luna y sobre los eclipses.

Incluso, desde el punto de vista literario Dante Alighieri, (1265-1321) en “La Divina Comedia”, también representa a la Tierra con forma esférica.

El hecho de que la Tierra fuera redonda hacía que la gente creyera que era imposible atravesar el extremo calor cerca del ecuador para poder pasar del otro lado del planeta.

En tiempos primitivos, la forma de guiarse en el mar era gracias a los accidentes geográficos cuando se navegaba cerca de la costa; pero en ultramar, al no existir esas referencias los navegantes se guiaban con las estrellas.

Colón descubrió un nuevo continente que nunca supo que existía, ya que él estaba buscando el otro lado de las Indias Orientales, y falleció antes de que esto se comprobara.

Sin embargo, es probable que Colón no haya sido el primero en pisar tierras americanas, porque se presume que ya los vikingos, que eran excelentes navegantes, habían llegado a América mucho tiempo antes que Colón y que además, contribuyeron a poblarla. Pero claro, eso ya es otra historia.

Fuente: “Muy interesante”; No.300; “Por un mar de estrellas”; Constantino Baikouzis.

Categorías: Filosofía Occidental