Filosofía

Inicio Filosofía Griega Naturaleza, esencia, causa y origen

Naturaleza, esencia, causa y origen

Publicado por Christian

La naturaleza, en cuanto modo de ser tanto permanente como propio de las cosas, verdaderamente se identifica con lo que se denomina con el nombre de esencia. Empero, existe una importante diferencia de matiz que debería ser destacada en este punto, resultante de ese carácter dinámico de la naturaleza que ya ha sido señalada: la esencia es la manera de ser permanente y única de las diferentes cosas por oposición a sus aspectos cambiantes y variables.

Esta sería, en cierto sentido, ese mismo modo de ser permanente, pero en cuanto que determina un tipo de actividades u operaciones únicas, indivisibles y propias.

Mientras que la esencia prescinde de los aspectos cambiantes y variables de las cosas, la naturaleza explica precisamente sos cambios y variaciones diversas. Y es que este concepto tiende, por tanto, un puente entre aquellos miembros de las diferentes oposiciones en referencia al conocimiento sabremos que será permanente siempre y cuanto explica los cambios: es lo que verdaderamente son las cosas pero en cuanto fundamento de aquello que parecen ser, es el principio de unidad capaz de general la pluralidad.

En este instante, es preciso tener en cuenta (y volver a recordarlo) que dentro de ese conocimiento nos encontramos con los siguientes dos elementos muy importantes y prácticamente fundamentales, y que finalmente llevarán a esa realidad permanente:

– La razón, entendida como la unidad, lo permanente, lo que es.

– Los sentidos, a partir de la pluralidad, lo cambiante, lo que parece ser.

Preguntar, entonces, por la naturaleza es preguntar por lo que las cosas son, para tratar así de explicar sus procesos, movimientos y evoluciones.

La pregunta de los filósofos griegos es, desde el primer momento, una pregunta por la naturaleza, por esa physis de la que ya hemos hablado detenidamente. El principio o principios últimos son la naturaleza de las cosas, dado que son aquello a partir de lo cual se general los seres del universo, y este principio será entendido como origen.

Éstas también serían aquello que es capaz de explicar las distintas y diversas transformaciones del universo (concebido también como causa), y finalmente aquello en que consisten los seres mismos del universo (concebido como sustrato último).

La pregunta, por tanto, de los filósofos griegos por el principio de la totalidad y complitud de lo real presenta una doble característica, fundamentada en su universalidad, pues aspira a alcanzar el principio o principios de todo lo real, y por su radicalidad, dado que pretende alcanzar principio o principios originarios y últimos.

Se trata, por todo lo expuesto, de una pregunta filosófica, que propiamente conseguirá abrir a la filosofía en sí.

Categorías: Filosofía Griega