Filosofía

La Imaginación

Publicado por Malena

En general se reconoce que la imaginación es una actividad mental que difiere de la representación y de la memoria pero que se relaciona con ambas de alguna forma.

Se relaciona con la representación, porque la imaginación es el resultado de la combinación de elementos que fueron en algún momento representaciones sensibles; y se relaciona con la memoria porque si no se pudieran recordar esas representaciones, o las combinaciones que se hicieron entre ellas, no se podría imaginar nada.

En el sentido etimológico, la imaginación es una representación nueva de imágenes; y sin la posibilidad de esa nueva presentación de imágenes, que representa la imaginación, el conocimiento sería imposible.

Hume nos dice al respecto, que la imaginación puede separar las ideas simples y luego las puede unir de la manera que le guste; y reconoce que la imaginación supera a las ideas; y que no habría combinación de ideas sin imaginación.

La operación imaginativa se puede explicar, porque se rige por ciertos principios universales, o sea que es una facultad que opera en forma regular con cierta fuerza.

Esta forma regular de operar que tiene la imaginación, es la que da origen a la creencia, como adhesión a una idea con el convencimiento que es verdadera; o sea que el conocimiento depende de la posibilidad de imaginar lo que se quiera, basado en el hábito de imaginar lo que se acostumbra imaginar.

En Kant, la imaginación desempeña un papel más fundamental, ya que le atribuye la posibilidad de unir la diversidad de lo dado en la intuición produciendo una síntesis, que no da lugar al conocimiento pero sí que lo hace posible.

La diversidad de lo dado se unifica por medio de tres síntesis:
1) la aprehensión en la intuición
2) la reproducción en la imaginación
3) el reconocimiento en el concepto

La síntesis de la reproducción en la imaginación, ligada a la aprehensión en la intuición, es lo que hace posible que la apariencia vuelva a aparecer siguiendo patrones reconocibles.

La imaginación puede ser productiva, como facultad de una síntesis “a priori”, cuando consideramos el entendimiento como la unidad de la síntesis de la imaginación en relación con la apercepción.

Cuando consideramos el entendimiento puro como la unidad mencionada con respecto a la síntesis trascendental de la imaginación, es una actividad espontánea, que no combina libremente representaciones sino según modelos e intuiciones.

La imaginación de Fichte, por ejemplo, sugiere que el Yo pone al No Yo mediante la actividad imaginativa, que no es una fantasía sino una consecuencia del carácter espontaneo del Yo, gracias a su facultad de poner.

Para Fichte, el poner, el imaginar y el ser real son la misma cosa.

En el siglo pasado se realizaron varios esfuerzos para entender la naturaleza de la imaginación desde el punto de vista fenomenológico.

Para Sartre, la imagen no es algo intermedio entre el objeto y la conciencia, ni tampoco es algo fuera del mundo de los objetos. Sartre liga el mundo del pensamiento al mundo de la imaginación y considera que la imaginación está relacionada con la acción o con las posibles acciones.

La capacidad de imaginar es la fuente de la creatividad, ya que permite crear ideas nuevas a partir de otras conocidas y lograr ascender en el nivel de conocimiento.

Fuente: “Diccionario de filosofía abreviado”; José Ferrater Mora.

Categorías: Diccionario de Filosofía