Filosofía

El Determinismo

Publicado por Malena

La definición más frecuente del determinismo es la que lo describe como la teoría que afirma que todos los fenómenos y acontecimientos del universo se rigen por leyes naturales de carácter causal, de acuerdo a ciertas normas o principios (causas eficientes); pero no teleológico, o sea sin causas finales.

Las doctrinas de carácter teleológico son las que proponen la existencia del destino, como la de la predestinación aplicada a las almas y no a los fenómenos naturales.

Para Bergson tanto el determinismo estricto como el teleologismo tienen las mismas consecuencias, porque ambos movimientos sostienen que los acontecimientos están encadenados en forma rigurosa; por lo tanto no incluyen la posibilidad de la creación ni de la libertad.

No obstante, el término determinismo se utiliza más en relación con causas eficientes que con causas finales.

Las doctrinas deterministas modernas se relacionan con una concepción del universo mecanicista hasta el extremo que algunas veces se identifica el determinismo con el mecanicismo.

La característica del determinismo moderno es su universalismo, al referirse a todos los acontecimientos del universo.

Al concebir la realidad como algo mecánico, la relación entre determinismo y mecanicismo es más comprensible. De todas maneras, como el determinismo no se puede probar ni tampoco la teoría opuesta, se lo considera sólo una hipótesis, que algunos estiman metafísica y otros, científica.

Algunos autores sostienen que la doctrina determinista no puede probarse porque la mente humana es finita y no puede tener acceso a todos los estados del universo.

El determinismo se puede aplicar a todos los acontecimientos de la realidad o solamente a una parte del universo.

La teoría de Kant para explicar el mundo de los fenómenos es determinista, pero no en lo que se refiere a lo que puede ser pensado por la razón, o el mundo nouménico de la libertad, que se encuentra fuera del marco de la experiencia sensible.

Se suele equiparar el noúmeno de Kant a lo inteligible Platón, o sea el mundo inteligible que Platón contrapone al mundo sensible o mundo de los fenómenos.

El noúmeno para Kant en sentido negativo, es una cosa que no es objeto de nuestra intuición sensible, abstraída de nuestra manera de intuirlo; y en el sentido positivo de la palabra es un objeto de una intuición intelectual no sensible que no poseemos y de la que no podemos entender ni siquiera su posibilidad.

Las dificultades que plantea el término determinismo se deben al escaso análisis de lo que se entiende por esta palabra, ya que casi siempre se lo ha definido en forma general. Porque si se examina con mayor detalle el significado que tiene el determinismo dentro del marco de referencia bien delimitado de una doctrina, se podrá constatar que es poco lógico utilizar los conceptos de determinismo y anti determinismo universales y también de determinismo en general.

La mayoría de las doctrinas catalogadas de deterministas son solamente intentos fallidos de trasladar a la naturaleza la forma de entender la mecánica clásica.

Fuente: “Diccionario de filosofía”, José Ferrater Mora.

Categorías: Diccionario de Filosofía