Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía Visión del futuro

Visión del futuro

Publicado por Malena

Dentro de cincuenta años la vida cambiará en forma espectacular, tal vez más que en los últimos dos mil años.

Desde el punto de vista teórico el hombre estará en condiciones de crear vida artificial a partir de la información del genoma. También se podrá modificar al hombre como especie, tal vez para mejor, porque hoy en día apenas nos diferenciamos genéticamente de un chimpancé.

En el futuro se podrá solucionar el problema del efecto invernadero mediante la creación de organismos que tomen el dióxido de carbono de la atmósfera y use los carbonos para combinarlos con hidrógenos y producir hidrocarburos, por medio de un alga cuyo residuo sería combustible.

Aunque esta proyección del futuro parezca delirante, hay empresas en USA que ya están invirtiendo millones de dólares en estos proyectos.

Los adelantos tecnológicos pueden ser utilizados tanto para bien como para mal, por eso no podrán perderse de vista los valores esenciales humanos para no provocar la propia destrucción de la especie.

El hombre tiene tanto de sabio como de loco y ambas características pueden ser tanto motor de su evolución como de su destrucción; tiene que tener la audacia de la locura para imaginar algo nuevo y la suficiente sabiduría como para no ignorar su vulnerabilidad.

Dentro de diez años, los automóviles no necesitarán conductor, porque conducirán solos. Seguramente lo harán mejor que nosotros, que solemos ser inestables, inseguros y con capacidad visual limitada; que muchos son capaces de conducir ebrios, o emocionalmente perturbados, o hablando por teléfono o charlando animadamente con sus acompañantes de viaje sin prestar atención al volante.

Si el hombre sobrevive, es probable que viva más años, tal vez muchos más de los que podemos imaginar; y aunque no sabemos bien cómo organizará su vida, sus relaciones y su familia, en el contexto de una vida mucho más larga, tal vez cambie la sociedad, el hombre sea más maduro y más capaz de enfrentar responsabilidades o bien elegir no asumir compromisos si no está dispuesto a hacerlo, como la lógica impone, y no dejar como ahora un tendal de hijos en su camino sin contención, educación ni cuidado, por ser incapaces de evitar aparearse como animales sin protección alguna.

La tele transportación de cosas pequeñas tal vez sea posible, cuando se adquiera la tecnología como para leer una configuración de átomos y reproducirla en otro lado. Claro que lo tele transportado sería una copia del original, por eso sería inmoral hacerlo con humanos. Estas son las consecuencias aberrantes de la tecnología que habría que cuidar, conservando un código ético.

Un ambicioso proyecto de IBM es el diseño de una inteligencia artificial capaz de realizar diagnósticos médicos para terminar así con los errores humanos. Pero cnontrolar a las máquinas va a ser una tarea difícil, tal vez se conviertan en nuestros enemigos del futuro, cuando se haya acabado en la tierra todos los conflictos bélicos.

Sin embargo, parece que también las computadoras tendrán sentimientos, que probablemente sean mejores que los nuestros y puedan tener misericordia de nosotros. Seguramente las computadoras nos superarán en todo, serán más inteligentes, más racionales y no se dejarán llevar por los impulsos ni por sentimientos contradictorios.

En el futuro se podrán imprimir copias de los órganos que se necesiten a partir de células en un biorreactor, ya que un órgano es un conjunto de células dispuestas de cierta forma.

El oído podría aumentar su registro para escuchar a grandes distancias y las piernas podrían realizar grandes proezas con tecnología biónica.

Aunque todo esto parezca ciencia ficción, ya hay científicos ocupados en mejorar la mente humana y ampliar su memoria, grabar pensamientos y eliminar los recuerdos penosos.

Dentro de veinte años, la carne vacuna para el consumo se producirá por cultivo celular y no criando y sacrificando toda una vaca sin necesidad.

El problema energético será historia porque es probable que en el futuro cercano se descubra una fuente de energía renovable y barata e incluso hay gente que está pensando en hacer minería en los asteroides que se encuentran en el espacio.

Esta visión del futuro parece dantesca, sin embargo para ese entonces será común y corriente.

Fuente: LNR; 6/5/2012; “El pregonero del futuro”; entrevista de Emilse Pizarro a Santiago Bilinkis, exitoso emprendedor argentino de la web.

Categorías: Ciencia y Filosofía