Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía La Visión Mecanicista del Mundo

La Visión Mecanicista del Mundo

Publicado por Malena

Antes de la teoría de la relatividad de Einstein y de la física atómica, la visión del mundo se basaba en el modelo mecanicista del universo de Newton, o sea en la física clásica.

El espacio era considerado absoluto e inmutable y todos los cambios del mundo físico eran explicados en función a un tiempo absoluto que fluía en una sola dirección, hacia el futuro, fuera del mundo material y sin ser afectado por nada.

Para la física newtoniana, los elementos que se movían en esos espacios y tiempos eran partículas materiales indestructibles y sólidas, siempre iguales a sí mismas en masa y forma.

La diferencia entre las doctrinas atomistas antiguas y la física de Newton es que este último describe además a la fuerza que actúa entre las partículas materiales, que depende de las masas y de las distancias entre las partículas, o sea la fuerza de gravedad.

Tanto las partículas como las fuerzas se consideraban creaciones de Dios, gobernadas por leyes inmutables.

La base filosófica de esta forma determinista de ver el mundo era la separación entre el hombre y la naturaleza que inició Descartes.

Sin embargo, cien años más tarde, surgiría una nueva física que pondría en evidencia las limitaciones de la física clásica de Newton.

Las primeras manifestaciones de este cambio fueron los descubrimientos relacionados con los fenómenos eléctricos y magnéticos que no se podían describir con el modelo clásico; porque evidenciaban la existencia de una nueva fuerza.

Michael Faraday y Clerk Maswell fueron los que dieron el primer paso, Faraday al lograr producir una corriente eléctrica moviendo un imán cerca de una bobina de cobre y Maxwell trabajando como destacado teórico.

El experimento de Faraday generó toda la tecnología de ingeniería eléctrica y fue la base de una teoría completa de electromagnetismo.

Faraday y Maxwell reemplazaron el concepto de fuerza por el de campo de fuerza, o sea la capacidad del espacio de producir una fuerza, interpretando que cada carga crea una perturbación en el espacio que la rodea, haya o no otra carga, de manera que cuando la otra está presente siente una fuerza.

Esta teoría denominada electrodinámica termina con el descubrimiento de que la luz es un campo magnético que viaja a través del espacio en forma de ondas.

Hoy se sabe que el espectro electromagnético abarca las ondas de radio, de radar, de luz, de rayos X, de rayos gamma y de rayos cósmicos, ondas que sólo difieren en la frecuencia de su oscilación.

A pesar de estos notables cambios, la mecánica newtoniana sigue siendo la base de la física en nuestra realidad diaria.

Posteriormente Einstein aclaró que los campos electromagnéticos son entidades físicas por sí mismas que viajan a través del espacio vacío y que no se pueden explicar mecánicamente.

Las nociones de espacio y de tiempo absolutos, de las solidez de las partículas elementales, de la naturaleza causal de los fenómenos físicos y de la posibilidad de la descripción objetiva de la naturaleza; no pueden alcanzar la nueva dimensión de la física moderna.

Einstein fue el precursor de una nueva línea de pensamiento con la teoría especial de la relatividad y con la nueva manera de considerar la radiación electromagnética, que posteriormente se convertiría en la teoría cuántica de los fenómenos atómicos.

La teoría de la relatividad fue elaborada casi totalmente por Einstein, mientras la teoría cuántica fue completada veinte años después por un equipo de físicos.

Einstein se destaca por ser el descubridor intelectual de la base del pensamiento de la civilización moderna.

Fuente: “El Tao de la física”, Fritjof Capra.

Categorías: Ciencia y Filosofía