Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía El Futuro del Hombre

El Futuro del Hombre

Publicado por Malena

Los futurólogos Ian Neild e Ian Pearson predicen que en el futuro, tal vez dentro de no más de cincuenta años, el avance de la tecnología robótica permitirá que la industria y la agricultura estén totalmente robotizadas; y hasta las guerras, si las hubiera, poco probables en el futuro, serán por computadora.

Los sistemas electrónicos, diseñados para tomar decisiones, tendrán a su cargo el total control del tráfico según las necesidades, y las cárceles serán cosas del pasado porque los reclusos tendrán implantados microchips para poder ser controlados.

el-futuro-del-hombre

Terminará la discapacidad por pérdida de miembros, porque habrá prótesis inteligentes mejor aún que los miembros humanos y para los que han sufrido quemaduras, accidentes u enfermedades, existirá la piel artificial igual que la verdadera, sensible a la temperatura y al tacto.

Los órganos desgastados o dañados se podrán regenerar a partir del propio cuerpo del afectado y los tratamientos génicos serán los mejores tratamientos de la diabetes y el cáncer.

En el mundo virtual existirán lugares y personas que hemos conocido, y se podrán visitar sitios exóticos para pasar una tarde placentera. Tal vez como lo hacían los tripulantes de “Viaje a las Estrellas”, cuando se introducían en los programas de la computadora para jugar al tennis o navegar por el océano.

La teletransportación a cualquier parte del universo ya no serás solamente algo extraído de la ciencia ficción sino una posibilidad concreta. En estos momentos los científicos del Instituto de Física Experimental de la Universidad de Viena ya lograron teletransportar un fotón de luz de un lado al otro del río Danubio a 600 metros de distancia.

Se podrá ampliar la memoria con un back up cerebral y la velocidad de procesamiento del cerebro y también se podrá hacer una copia de seguridad para implantarla en otro cuerpo.

Los medicamentos producidos por bacterias serán personalizados, se podrán reemplazar genes con enfermedades hereditarias y existirán dispositivos orgánicos que colocados dentro del cuerpo permitirán detectar procesos patológicos en forma temprana.

Existirán solamente alimentos portadores de sustancias saludables para el gusto de cada uno y según su tipo de genoma.

Sólo se fabricarán bioplásticos, que se degradan rápido y la alta tecnología permitirá fabricar fibras similares a las de la naturaleza, y la energía ya no dependerá más del petróleo.

La nanotecnología, ciencia de lo infinitamente pequeño, ya que un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro, logrará que la industria pueda obtener telas que no se ensucian y pinturas que no se oxidan y en el área de la salud podrá obtener diagnósticos de enfermedades más precisos y brindar mejores tratamientos, ya que esta ciencia es ideal para el desarrollo de terapias inteligentes a partir de las nanopartículas, capaces de atacar los tumores y destruir las células malignas.

El turismo espacial será masivo antes que se realice el primer viaje a Marte tripulado, que está ya previsto para la década del 2020.

La robótica hoy en día está más desarrollada de lo que creemos, mediante sistemas expertos e inteligencia artificial. El sistema experto es el que acumula información y puede tomar decisiones a gran velocidad, pero no tiene la capacidad de crear nuevos conocimientos, proceso que sí está en condiciones de hacer la inteligencia artificial.

En la industria, actualmente, la robótica ya realiza trabajos que implican riesgos, además de tareas sofisticadas de gran precisión, tanto en el área de la salud (microcirugías), como en la de defensa (desarmar explosivos, control de vigilancia y exploración de campos minados).

En el área doméstica las aspiradoras se dedicarán a detectar y limpiar la suciedad que se acumule en los hogares y las heladeras inteligentes registrarán lo que hace falta en la casa y harán los pedidos al supermercado.

El futuro está más cerca de lo que pensamos y viene de la mano del superhombre.

Fuente: La Nación Revista, Buenos Aires, Argentina

Categorías: Ciencia y Filosofía