Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía El campo unificado y la idea de la muerte

El campo unificado y la idea de la muerte

Publicado por Malena

El concepto de campo unificado fue presentado por Einstein al intentar unificar la fuerza de gravedad y el electromagnetismo.

Antes que él, Maxwell formuló una teoría de campo que conectaba los conceptos de electricidad y magnetismo.

Desde entonces ha habido otros intentos de unificación, hasta ahora sin éxito. De modo que lograr una teoría unificada que explique la naturaleza y el origen último de la materia es un desafío para los científicos aún sin resolver.

El fundamento de la teoría del campo unificado de Einstein, es que las cuatro fuerzas básicas de la naturaleza, o sea, la fuerza de gravedad, la fuerza electromagnética, la fuerza nuclear débil y la fuerza nuclear fuerte, como la materia; son manifestaciones diferentes de un único campo, o sea que tienen una base común.

Si utilizamos la dualidad onda partícula de la mecánica cuántica, los campos se pueden describir como intercambio de partículas.

Desde esta perspectiva, los objetos interaccionan cuando emiten y absorben las partículas que se intercambian.

Son muchos los científicos que intentan hallar una fórmula matemática para sustentar la teoría del campo unificado, o sea una teoría del todo que pensadores contemporáneos como Stephen Hawking y Roger Penrose consideran posible.

Einstein, con su fórmula E=nc2, reveló que la materia se puede convertir en energía unificando a las dos; luego se propuso unificar el espacio y el tiempo; sin embargo no pudo hallar la fórmula matemática para su teoría del campo unificado.

Sin embargo, no se necesita la fórmula matemática para comprender que el campo unificado existe entre nosotros y fuera de nosotros y constituye la totalidad perfectamente ordenada que incluye todos los acontecimientos del espacio tiempo, tal como todos los profetas lo han intuido desde hace miles de años.

Desde esta cosmovisión el universo no tiene principio ni final, ni límites en el tiempo y el espacio.

El campo unificado está dentro de nosotros, por lo cual la muerte física ya no constituye una amenaza en la vida, ya que de alguna manera continuamos siendo. La muerte no es más que parte de un ciclo de nacimiento y renovación.

Nuestros átomos tienen millones de años de existencia y aún le restan miles de millones de años por vivir, porque siempre se seguirán transformando en otra cosa.-

Los átomos son energía transformada, o sea que estamos formados por elementos que son inmortales.

La creencia en la muerte como final lleva al cuerpo a decaer y a morir antes de tiempo, debido al concepto de muerte que tenemos en nuestra mente.

No existe la muerte, sólo existe el cambio, porque desde que nacemos estamos muriendo de alguna manera. El niño que éramos ya no existe, ahora somos adultos completamente diferentes y no queda nada en nuestro cuerpo de lo que tenía en la niñez.

Todo en la naturaleza muere para seguir viviendo y lo que más envejece a los hombres es tener miedo.

Por supuesto hay dolor cuando desaparece una persona querida, pero ese dolor no tiene por qué perpetuarse si se considera la realidad como un fluir continuo.

El nuevo paradigma se basa en que la conciencia es la fuente de la realidad. Con una conciencia atemporal, no ligada al tiempo, somos libres, siempre jóvenes, con energía ilimitada, podemos trascender el ego, expresar las emociones, tener paz, poder, capacidad para disfrutar de la vida y estar en armonía.

Fuente: “Cuerpos sin edad mentes sin tiempo”; Deepak Chopra.

Categorías: Ciencia y Filosofía