Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía Historia de la ciencia (VII): Claudio Ptolomeo

Historia de la ciencia (VII): Claudio Ptolomeo

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

Con esta entrada terminamos la parte de la Historia de la ciencia correspondiente a la antigüedad. En este caso, vamos a ver la evolución del modelo del universo que comenzó con Platón, continuó Aristóteles y fue plenamente desarrollado por Claudio Ptolomeo (100-170 d. C.). Ptolomeo se dedicó al estudio de la astrología, la química, la astronomía, las matemáticas y la geografía.

Algunos datos biográficos sobre Claudio Ptolomeo

Historia de la ciencia: Claudio Ptolomeo

Claudio Ptolomeo (100-170 d. C.)

Claudio Ptolomeo nació en el año 100 de nuestra era en la ciudad de Tolemaida, en Tomaina (Alto Egipto) y murió en 170 en la ciudad egipcia de Canopus. De cultura greco-egipcia, hoy se le conoce con su nombre griego, Claudios Ptolemaios. Se piensa que trabajó en la legendaria Biblioteca de Alejandría (Egipto), destacando entre el 127 y el 145 d. C. Durante la época de los emperadores Antonino Pío y Adriano se dedicó a la observación astronómica.

El modelo geocéntrico de Claudio Ptolomeo

La obra de astronomía más importante y más conocida de Ptolomeo, al menos que nosotros sepamos, fue el Almagesto, el cual sobrevivió al paso del tiempo gracias a las traducciones árabes. Y precisamente de ahí deriva el título de «Almagesto», pues el título original de la obra, en grigo, fue Hè Megalè Syntaxis (El gran tratado). Existe también una traducción al latín, realizada por Gerardo de Cremona en el siglo XII.

Aunque su concepción del Universo la heredó de Platón y Aristóteles, el método empleado en sus investigaciones fue bastante distinto del empleado por estos. Al contrario de los anteriores, Ptolomeo fue un científico empirista. De este modo, su modelo geocéntrico se basó en el estudio de la gran cantidad de datos disponible. Y su objetivo era que a partir de este modelo se pudieran determinar las posiciones de los cuerpos celestes en el pasado, a la par de predecir sus futuras posiciones.

Y es esta su principal aportación a la Historia de la ciencia: un modelo del Universo que tendría vigencia durante quince siglos. Como sabemos, en el modelo geocéntrico propuesto por Claudio Ptolomeo, el centro del Universo es ocupado por la Tierra, la cual permanece inmóvil. Y alrededor de la Tierra giran los planetas, las estrellas, la Luna y el Sol. A este modelo le añadió el modelo del epiciclo-defetente para la explicación del movimiento de los planetas. La invención de este modelo se le atribuye a Apolonio y los problemas que Ptolomeo pretendía resolver eran el de la retrogradación de los planetas (la retrogradación es un fenómeno según el cual los planetas cambian la dirección de su movimiento durante un breve periodo de tiempo) y el aumento de brillo en los mismos que esta conllevaba y el problema de la duración distinta de las revoluciones siderales.

Además de su modelo geocéntrico, Claudio Ptolomeo incluyó un catálogo de estrellas. Este pertenecía a una obra de Hiparco de Nicea, la cual se había perdido.

Otras aportaciones de Claudio Ptolomeo

Además de su modelo geocéntrico del Universo, Claudio Ptolomeo también dejo a la posteridad una serie de ingenios y descubrimientos: creó los horóscopos, los cuales aparecen en el Tetralibros, investigó las propiedades de la luz, dejando un tratado acerca de la teoría matemática sobre las propiedades de la luz. Este tratado era la Óptica. En su Geographia realizó una descripción completa del mundo de su época. Aunque tenía muchos y graves errores, lo cierto es que utilizó un sistema de longitud y latitud que después fue muy utilizado por los cartógrafos.

En cuanto a invenciones, se cree que pudo ser el inventor del astrolabio, para lo cual habría utilizado sus conocimientos de trigonometría.

Categorías: Ciencia y Filosofía