Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía Historia de la ciencia (VI): Arquímedes

Historia de la ciencia (VI): Arquímedes

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

Que vayamos por el capítulo VI de nuestra Historia de la ciencia y que aún no hayamos pasado de la antigüedad significa que durante este periodo las producciones de la ciencia fue muy fructífera. Tanto es así que, a pesar de que la Ilustración como periodo histórico no se produjo hasta el siglo XVII, se habla de una ilustración en el mundo griego antiguo. Así que seguimos con la antigüedad y el siguiente de los cuatro grandes científicos a los que hicimos mención en el quinto post dedicado a la Historia de la ciencia: Arquímedes.

Vida de Arquímedes

Historia de la ciencia: Arquímedes

«¡Eureka!» – Esta es la anécdota más popular que se conoce sobre Arquímedes.

Arquímedes nació en Siracusa (Sicilia) hacia el 287 a. C. Como todos los sabios de su época fue muy polifacético, dedicándose a la física, las matemáticas, la ingeniería y la astronomía. Además, también era inventor. Se cree que su padre era astrónomo y que se llamaba Fidias. Esta hipótesis se basa en un pasaje de una obra de Arquímedes: El contador de arena. También existe la hipótesis, que se da por cierta, según la cual estudió en Alejandría (Egipto). De hecho, muchos de los científicos que menciona Arquímedes desarrollaban su actividad allí.

Siracusa fue sitiada durante dos años (214-212 a. C.) durante la Segunda Guerra Púnica (218-201 a. C.). Tras dos años, las tropas romanas, bajo las órdenes del general Marco Claudio Marcelo, entraron en la ciudad. Durante los dos años que duró el sitio de la ciudad, Arquímedes desempeñó una gran labor en la defensa de Siracusa como ingeniero, desarrollando armamento defensivo. Así lo relatan Tito Livio, Plutarco y Polibio. Tanto es así que, según Plutarco, la aparición de una polea o viga por lo alto de los muros de la ciudad provocaba el pánico en las tropas romanas.

Aunque las tropas romanas tenían la orden de no hacerle daño a Arquímedes, fue asesinado por un soldado romano en el 212 a. C.

Física, mecánica e hidrostática

El «principio de Arquímedes», según el cual un sólido sumergido en un líquido es sostenido por una fuerza igual al volumen del líquido que lo desaloja, es el aporte más popular de este científico. Sin embargo, también destaca por su explicación del principio de la palanca y sus fundamentos de estática. Tanto es así que tuvo una gran influencia en científicos como Galileo Galilei, en particular, y en el desarrollo de la ciencia moderna en general.

Matemáticas: el método exhaustivo

La contribución de Arquímedes a las matemáticas fue crucial. En primer lugar destaca su método exhaustivo. Este se basaba en el uso de los infinitesimales de una manera parecida al cálculo integral moderno. Para ello utilizaba la reducción al absurdo (reductio ab absurdum) gracias a la cual resolvía problemas haciendo aproximaciones con un grado determinado de precisión, esto es, daba con los límites dentro de los cuales se hallaba la respuesta correcta.

Con el uso de este método se aproximó al valor del número π. Asimismo, descubrió una fórmula para calcular el área de un círculo: el número π por el radio al cuadrado.

Arquímedes también postuló la que hoy día se conoce como «propiedad arquimediana de los números reales», según la cual toda magnitud sumada a sí misma un número suficiente de veces puede exceder cualquier otra magnitud.

Categorías: Ciencia y Filosofía