Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía Historia de la ciencia (VIII): la ciencia en el mundo islámico

Historia de la ciencia (VIII): la ciencia en el mundo islámico

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

La Edad Media es un periodo de la historia bastante complejo, en la medida en que es un batiburrillo de culturas, periodos y personajes bastante variopinto. Por otra parte, existe la creencia popular de que este periodo es un periodo oscuro, en el que no se produjo nada importante. Y esto es una verdad a medias y una verdad a medias de ningún modo es verdad. En efecto, en la Edad Media hemos de distinguir el mundo cristiano del mundo islámico. Durante la Alta Edad Media (siglos V-XI), no hubo grandes avances en el mundo cristiano. Sin embargo, en el ámbito islámico se vivió una auténtica edad dorada en cuanto a avances científicos se refiere. Por su parte, durante la Baja Edad Media (siglos XI-XV) tomó el relevo el mundo cristiano. De este modo, en nuestra Historia de la ciencia dedicaremos dos entradas al mundo medieval: esta al mundo islámico y la siguiente al mundo cristiano.

La ilustración del mundo islámico

la ciencia en el mundo islámico

Científicos y pensadores árabes en la Casa de la Sabiduría.

Igual que ocurriera en la Grecia clásica, entre los siglos VII y VIII se inicia un periodo ilustrado en el mundo islámico, el cual propició un gran desarrollo de todos los campos del saber: Filosofía, Astronomía, Química, Física, etc.

Diversos fueron los factores que permitieron que se produjera esta edad dorada. En primer lugar, el Imperio Islámico Abbasida ocupaba un territorio que se extendía desde Oriente Medio, pasando por el norte de África y Al-Andalus, existiendo una unidad geográfica entre todos los territorios del imperio. En segundo lugar, compartían una lengua única, el árabe. En tercer lugar, tal y como ocurriera siglos atrás en Alejandría, se estableció en Bagdad (Irak) la Casa de la Sabiduría, centro de traducciones y biblioteca. Allí se tradujeron una infinidad de obras del griego al árabe.

Características de la ciencia islámica

La ciencia islámica tenía una serie de características, algunas de orden sociológico, religioso y político y otras de orden epistemológico y práctico. Por lo que respecta al aspecto sociológico, el desarrollo de la ciencia estaba sujeto a los caprichos de sultanes y califas. Tampoco entraba en conflicto con la religión islámica. En tercer lugar, los científicos árabes eran personas polifacéticas, maestros en distintas disciplinas, como la literatura. En cuanto al aspecto práctico, la ciencia árabe estaba orientada a su aplicación a problemas prácticos. Por otra parte, se preocupaban de la verificación y apoyaban sus teorías en experimentos y en argumentos filosóficos.

Contribuciones de la ciencia islámica

Muchas de las contribuciones de la ciencia islámica aún perduran. En el ámbito de la Matemática hay que hacer mención a la introducción del sistema de numeración india. Por otra parte, crearon el álgebra, la cual vino al mundo de la mano de al-Khwarizmi y su obra Libre compendio sobre el cálculo para la restauración y la comparación. También desarrollaron la trigonometría.

En Medicina también tuvieron avances espectaculares. Descubrieron la circulación menor de la sangre, desarrollaron hospitales y manicomios, estudiaron anatomía a través de la disección de cadáveres, algo que no se volvería hacer hasta el Renacimiento, desarrollaron la oftalmología e identificaron enfermedades como la tos ferina, la meningitis, la viruela y la fiebre del heno.

En Química también hicieron contribuciones espectaculares. De este modo, descubrieron el alcohol y el ácido nítrico. Asimismo, también desarrollaron procesos químicos como la destilación.

Uno de los aspectos más interesantes de la ciencia islámica, que se adelantó a su tiempo, fue la matematización de la Física. En este caso, la Física que se matematizó fue la aristotélica. En Física también destacaron por el desarrollo de la estática y la hidrostática.

Categorías: Ciencia y Filosofía