Filosofía

Inicio Mitología Mitología Griega

Mitología Griega

Publicado por Malena

La Tierra es la divinidad primera en la mitología griega

Los griegos antiguos, crearon una cosmología armónica con el mundo que los rodeaba.

Se ocuparon de develar el misterio del origen y la creación del mundo desde las primeras civilizaciones, tratando de interpretar la naturaleza y los fenómenos inexplicables de una manera fantástica pero coherente.

Mitología Griega

Los fenómenos naturales, la historia pasada y la realidad eran explicados por los griegos por medio de los mitos.

La mitología griega estaba basada en leyendas sobre diosas y dioses con formas humanas pero con poderes sobrenaturales que regían la naturaleza, la vida y el destino de los hombres.

Todo mito es una creencia que conserva y transmite los valores de una cultura, provienen del pasado de una sociedad y le dan forma a las sociedades futuras.

Los mitos poseen características mágicas y sagradas y tienen poder sobre los acontecimientos y las personas.

Los rituales ayudaban a mantener vigentes a los mitos, y eran representados por sus miembros para perpetuar su acción en generaciones presentes y futuras, justificando de ese modo los avatares de la vida e impulsando a imitar los actos heroicos de los dioses.

Los mitos tienen una connotación religiosa que los cuentos comunes no poseen y se refieren principalmente a temas cosmológicos o existenciales como el sentido de la vida y de la muerte, pero son similares a los cuentos en cuanto a su estructura y su contenido fantástico.

Los personajes de estas leyendas tienen características sobrenaturales, pueden enfrentarse con fuerzas superiores a ellos y arriesgar la vida resultando siempre simbólicamente victoriosos.

Los mitos, rituales y ceremonias se arraigan sin necesidad de explicaciones lógicas ni juicios críticos e inculcan el proceder armónico y el sentido de la rectitud.

Los mitos griegos preceden al logos de los primeros filósofos que son los que se atreven a cuestionar su veracidad. Son simbólicos, se transmiten de generación en generación y la sociedad los acepta.

Posteriormente se convirtieron en temas de valor literario con enseñanzas morales que perduran a través de las tradiciones y de las religiones.

La existencia de los mitos se remontan a miles de años antes de Cristo, transmitiéndose a través de canciones populares, poemas épicos; por medio del arte, la pintura, la escultura, o la música.

La Ilíada y la Odisea, de Homero, son la fuente más célebres de la mitología griega que ha llegado a influir en la cultura occidental.

Los romanos imitaron a los dioses griegos otorgándoles nombres latinos y los poetas Virgilio y Ovidio interpretaron las tradiciones romanas de los mitos.

La Tierra era la divinidad más venerada no sólo en Grecia sino en todos las civilizaciones antiguas; porque la tierra representa el hogar del hombre, y de la tierra provienen los frutos que necesita para la supervivencia.

Los pueblos del Mediterraneo identificaban a la diosa Tierra con la fecundidad, y el cultivo estuvo siempre asociado a los ritos religiosos.

Según la mitología griega los hombres provienen de dioses que poblaron la tierra en tiempos remotos. En esa época de oro la vida era idílica, sin problemas, sin sufrimientos ni enfermedades ni vejez, ni muerte que los preocupara.

Permanecían siempre jóvenes, se divertían alimentándose de los frutos de la tierra sin matar a ninguna criatura viviente.

No existían ni el robo, ni la violencia y cuando se cansaban de tanto vivir, se dormían plácidamente transformándose en seres transparentes que volaban a un lugar mágico y tranquilo.

Posteriormente sobrevino otra etapa no tan feliz como la primera, cuando surgieron los primeros delitos.

Más adelante en el tiempo, fue la época en la que comenzaron a ocurrir calamidades, aparecieron las enfermedades y las guerras y con ellas los héroes encargados de luchar contra el mal.

Finalmente llegó una etapa en que la vida en la tierra se convirtió en una lucha diaria para sobrevivir, manteniendo solamente en los hombres justos el valor de la esperanza en su corazón.

Los dioses del Olimpo eran doce, cada uno con poderes y funciones diferentes. Aceptaban los sacrificios y las ofrendas, cumplían los pedidos de los hombres y eran casi omnipotentes.

Poseían iguales debilidades, pasiones y sentimientos que los humanos pero exigían ser honrados y respetados.

Pronto los mitos no alcanzaron a satisfacer a los hombres para enfrentar la vida diaria y ayudarlos con sus problemas; fue cuando la religión ocupó su lugar.

La condición humana había evolucionado a otro nivel del conocimiento de lo trascendente.

Categorías: Mitología

3 comentarios para “Mitología Griega”


  • Quisiera saber en especifico como era la recreacion en las primeras civilizaciones, y varios ejemplos de esto. Le agradesco la colaboracion.