Filosofía

Inicio Mística La Numerología Humanista

La Numerología Humanista

Publicado por Malena

La Numerología Humanista es el camino del autoconocimiento; es el mensaje que ofrecen los números que nos permite comprendernos y amarnos más a nosotros mismos y a quienes nos rodean.

Esta disciplina de carácter místico, considera al hombre como una totalidad y tiene la capacidad de revelar su potencial.

Propicia el derecho a las diferencias individuales, el derecho a realizarse, pero no en el tener o el hacer sino en Ser quien uno es, creador de sus propios objetivos, capaz de trascender sus propios límites y de elaborar sus propios valores, tanto sociales como espirituales; y el derecho a darle valor a las sensaciones, a expresar las emociones y a respetar las necesidades del cuerpo.

la numerología humanista

La Numerología humanista nos libera de nuestros miedos y nos permite ser dueños de nuestro destino.

Mediante la Numerología humanista podemos ver más allá de nuestros condicionamientos, transformar nuestra percepción y ver más claro para poder vivir en forma más consciente el aquí y ahora.

Nos exige amarnos más a nosotros mismos, aceptándonos como somos, para poder estar más disponibles a los demás, relacionarnos mejor y poder vivir cada acontecimiento sin ideas preconcebidas.

Los números pueden explicar algunas leyes de sincronicidad; pero no tienen poder por si mismos sino que pueden brindar información que nos ayude a comprender nuestra vida.

Si aceptamos integrar esas leyes y actuamos en consecuencia podremos trascender nuestros límites.

La Numerología humanista reconoce la ley del karma para explicar las preguntas esenciales: ¿Quién soy?, ¿Dónde estoy? y ¿Hacia dónde voy?

El karma es el resultado de nuestros actos, de nuestros pensamientos y de las vivencias experimentadas en vidas pasadas y representan los problemas que aún tenemos que resolver; y las dificultades que demande estarán a la altura de nuestras posibilidades.

La Numerología humanista abre el camino del hombre hacia el inconsciente respondiendo a su proceso evolutivo.

El significado simbólico de los números del cero al diez provienen de la Cabala, que es la interpretación esotérica de los libros sagrados judíos.

El cero significa la luz infinita, el todo y la nada a la vez, los tres aspectos de Dios.

El uno es la primera manifestación de la divinidad, el rayo blanco, el principio de la multiplicidad. Es la semilla que contiene todo el potencial.

El dos es el símbolo de la dualidad, la sabiduría revelada.

El tres representa la inteligencia, la capacidad para entender, el símbolo de la realización.

El cuatro corresponde a la misericordia y la abundancia, es el símbolo de la estructura y del equilibrio, el perfecto dominio de los recursos materiales.

El cinco es el rigor, el hombre orientado hacia el cielo y a la vez con capacidad para ser dueño absoluto de la materia. Es el símbolo de la acción que percibe los obstáculos como ocasiones para superarse.

El seis es la belleza y majestuosidad que simboliza la potencia creadora.

El siete representa la belleza, la estética y la armonía, el hombre que es dueño de si mismo y que ha alcanzado el justo equilibrio entre el cuerpo y el espíritu.

El ocho es la gloria y el esplendor, la gracia de haber desarrollado todos los talentos.

El nueve es el fundamento, el condensador de las fuerzas cósmicas.

El diez representa la Tierra, el gran recipiente, lo que recibe del infinito lo devuelve al infinito y todo es uno.

Cada número es una energía dinámica y todos los números siempre están relacionados entre sí, nunca están aislados.

Fuente: “Numerología Humanista”, El camino de liberación del ser, Martine Coquatrix, ediciones Continente, 2da. Edición, 2006

Categorías: Mística