Filosofía

Inicio Los Valores Quitar la vida

Quitar la vida

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

A primera vista todos, o muchos de nosotros, estamos en contra de quitar la vida, sin embargo cuando surgen casos particulares aparecen controversias, excepciones y «peros». Desde el punto de vista de la ética práctica, la cuestión sobre quitar la vida suele estar presente para distintos tipos de casos, algunos de los cuales son más actuales que otros o son temas candentes en algunos países. Sea como fuere, esta cuestión se formula ante situaciones de guerra (diezmo de tropas y ejecución de prisioneros), en el caso de la pena de muerte, el aborto, la eutanasia y los derechos de los animales. Bien, nuestro objetivo aquí es ofrecer una panorámica de la cuestión.

Quitar la vida en tiempos de guerra

quitar la vida

¿Es ético quitar la vida en cualesquiera circunstancias?

En tiempos de guerra siempre muere alguien, pues la guerra viene a consistir en eso, más o menos. No obstante, cabe preguntarse si quitar la vida a los miembros del ejército enemigo que han depuesto las armas, a civiles inocentes, a militares heridos o desarmados, etc. es ético. Estas son prácticas habituales, a pesar que desde el 1949 están prohibidas por el Cuarto Convenio de Ginebra. Así, el artículo 2 prohíbe explícitamente tanto el asesinato como las condenas y ejecuciones sin previo juicio, en el cual el acusado cuente con garantías (también se prohíbe la toma de rehenes, la tortura, etc.). Asimismo, en este convenio también se regula sobre el trato que las potencias que ocupan otros países ha de darle a las personas del país ocupado. Este debe garantizar las necesidades de la población y ser humanitario.

A pesar de la existencia de este convenio, lo cierto es que rara vez se cumple. Por otra parte excluye a los países que no lo han firmado.

La pena de muerte

También llamada pena capital, consiste en una condena por un delito cometido por la que se le quita la vida al condenado. El tipo de delito debe pertenecer a la categoría «delito capital». Este tipo de condena no existe, afortunadamente, en todos los países y ni siquiera es disuasoria, de modo que la experiencia muestra que quitar la vida a los culpables de determinados delitos no acaba con los delitos en cuestión. En los países en los que existe esta práctica existen diversos debates éticos, con una multitud de posturas a favor o en contra. Hay que dejar claro que la cuestión de la pena de muerte no es actual, de modo que Jean-Jacques Rousseau, por ejemplo, planteó dudas al respecto en El contrato social.

El aborto

La cuestión ética en torno al derecho al aborto se plantea en forma de conflicto de derechos. La cuestión es si el derecho de la madre a hacer lo que quiera con su propio peso debe prevalecer o no sobre el derecho del feto a la vida. En este debate las posturas suelen ser variadas, sin embargo quienes se posicionan en contra del derecho al aborto suelen comprometerse con tesis metafísicas y teológicas sobre el valor de la vida, el valor de la vida humana, la concepción de persona, etc.

Los derechos de los animales

Utilizamos a los animales de muchas maneras, los explotamos y, por supuesto, los matamos. En este caso la cuestión va más allá del problema de quitar la vida, también se trata del trato humanitario. Tal vez sea complicado que todos seamos vegetarianos, tal vez no podamos dejar de comer animales, pero si se les ha de quitar la vida, su muerte ha de ser lo más humanitaria posible. En muchos países existe legislación al respecto. No obstante, la cuestión no se agota aquí (esta la cuestión de la experimentación con animales o la de festividades en las que se tortura y mata animales, como las corridas de toros), siendo en la actualidad un debate ético candente.

La eutanasia

La eutanasia es un debate también actual y existe una gran controversia al respecto. Se han distinguido tipos y hay una terminología específica que permea el debate. En cualquier caso y en líneas generales, la eutanasia consiste en quitar la vida, por acción u omisión, para garantizar una muerte digna y sin sufrimiento. Se trata de una muerte humanitaria para una persona que tiene poca o ninguna esperanza de vida y que toda esperanza de vida que tenga será máximamente precaria y llena de sufrimiento. En la actualidad existen una amplia diversidad de posicionamientos al respecto.

Categorías: Los Valores