Filosofía

Inicio General ¿Qué es el estado de naturaleza?

¿Qué es el estado de naturaleza?

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

El estado de naturaleza es una idea que nació en la Edad Moderna y que servía para explicar el origen de la sociedad y justificar la existencia del Estado. Su principal promotor fue Thomas Hobbes, en el Leviatán y Jean Jacques Rousseau fue quien más en serio se la tomó en El contrato social. En la actualidad siguen existiendo filósofos políticos cómodos con fundamentar la existencia del estado en la idea de un contrato social, como David Gauthier y John Rawls que utiliza la variante de la posición original para fundamentar su noción de justicia.

El estado de naturaleza

Fotograma de «El señor de las moscas». Una película hobbesiana.

En su formulación clásica, el estado de naturaleza es un estado pre-social hipotético, tal y como lo concibió Hobbes, en el que cada individuo, cruel, egoísta y perverso por naturaleza, solo se preocupa de su propia supervivencia. En este estado de naturaleza, el principal enemigo de cada uno es todo otro, por lo que la violencia es el pan de cada día. Como los hombres no cooperan y tienen que estar constantemente guardándose las espaldas y no hay sociedad, no hay progreso científico ni técnico, tampoco hay cosechas ni infraestructuras, etc. Finalmente, los hombres deciden ceder su independencia en favor de uno de ellos, el monarca absoluto, quien garantiza que solo él y sus secuaces tendrán derecho a agredir a todos los demás, garantizando así la paz social.

En la versión de Rousseau, el estado de naturaleza forma parte de la historia humana y no es hipotético. En algún momento en el pasado, piensa el filósofo ginebrino, los hombres no vivían en sociedad, sino libremente cada uno por su lado, sin meterse ninguno en la vida de los demás y sin hacer nada malo a nadie. Todos eran buenos por que sí y no se planteaban la posibilidad del mal. El hombre, por naturaleza, no está hecho para vivir en sociedad, piensa Rousseau, sin embargo, la naturaleza está llena de peligros y otras incomodidades, lo que lleva a los hombres a reunirse en sociedad para solucionar estos pormenores que hacen precaria la vida del buen salvaje. En el caso de Rousseau, crean una república en la que gobierna la voluntad general, la cual representa a todos los individuos y vela por el bien común.

En esto consiste, en sus versiones clásicas, el estado de naturaleza. Esta noción, tanto en estas versiones como en las actuales, es muy criticable. A continuación expondré algunas críticas generales a la idea de un estado de naturaleza.

En primer lugar, tanto Hobbes como Rousseau parten de una concepción de la naturaleza humana cuanto menos simplista, además de falsa. Los seres humanos tienen para ellos una esencia basada en una o dos propiedades. Para Hobbes los hombres son egoístas y bellacos; para Rousseau individualistas bondadosos. En mi opinión ni tan siquiera la psicología gatuna se puede entender en esos términos tan reducidos. En segundo lugar, una tesis como que los hombres son egoístas o bondadosos necesita de más pruebas de las que puede dar la experiencia fragmentaria sobre nuestros conocidos y amigos o la mera razón. En tercer lugar, parece ser que la evidencia muestra que el ser humano es social por naturaleza, en contra de Rousseau, y también sociable, en contra de Hobbes. De hecho no solo los seres humanos son sociales y sociables por naturaleza, en general lo fueron sus antepasados más primitivos y parece que así seguirán.

Categorías: General