Filosofía

Inicio Diccionario de Filosofía Filosofía de la Naturaleza

Filosofía de la Naturaleza

Publicado por Malena

Aunque la naturaleza actualmente se estima que es objeto de estudio de las ciencias naturales, es también una parte esencial de la filosofía.

Se le suele asignar a la filosofía el estudio del significado de “naturaleza” o el examen de su concepto. Por ejemplo, pertenecen a la filosofía la ontología de la naturaleza y de los objetos naturales; la función de la naturaleza en el conjunto de la realidad, etc.

No todos aceptan esta separación entre el estado filosófico y científico de la naturaleza; algunos piensan que la filosofía puede agregar a la ciencia conocimientos sobre las leyes de la naturaleza, al suponer que no hay diferencia entre ciencia natural y filosofía natural y dando por sentado que aunque los conocimientos que proporciona la filosofía natural son distintos de los científicos, pertenecen al orden formal y material.

Este significado de la filosofía de la naturaleza es usual en Aristóteles, en algunos escolásticos y en la filosofía de la naturaleza del idealismo alemán.

Uno de los temas principales de la física aristotélica es la filosofía natural como conocimiento completo de la naturaleza en profundidad.

La física aristotélica no es solamente una física del objeto natural sino también una ontología, que estudia las causas segundas de todo, tanto de la ontología, como de la física o de la psicología.

Aristóteles destaca la unidad del conocimiento de la naturaleza como una sola ciencia que estudia al mismo tiempo la ontología y el o los movimientos de ella.

Para los escolásticos la filosofía natural es la ciencia del ente móvil, que es su objeto formal.

Sin embargo, no siempre hubo coincidencias sobre el campo que abarca la filosofía natural. A veces, la parte experimental estuvo incluida y otras excluida, considerando a la filosofía natural sólo desde la perspectiva especulativa.

En la época moderna, los problemas que plantea el conocimiento científico, principalmente el físico, provocan interrogantes filosóficos, pero sólo en forma excepcional se sugiere que la filosofía natural pueda ser una disciplina autónoma.

Por ejemplo, en el idealismo alemán, Kant define a la naturaleza como la suma de todo lo que existe según leyes, en forma determinada.

Una parte de la filosofía trascendental es la metafísica de la naturaleza como una ciencia que se fundamenta en principios “a priori”, a diferencia de la teoría empírica de la naturaleza que no depende de la metafísica.

En cuanto a la filosofía de la naturaleza de los románticos, principalmente Schelling y Hegel, trasciende el marco kantiano.

Schelling propone una explicación física del idealismo y Hegel evidencia interés en construir una lógica aplicada, ofreciendo este autor un aspecto fantasioso y arbitrario de la filosofía de la naturaleza.

Después de Hegel, hubo un gran cambio en el significado que se le dio a esta disciplina.

Hacia fines del siglo XIX y principios del siglo XX, era común la formación de grandes síntesis del conocimiento científico natural, con los agregados indispensables para lograr una visión completa de la naturaleza.

El uso de la inducción y de la analogía en sentido muy amplio, fue la base común a todas estas propuestas.

Cada vez más la tendencia es ir prescindiendo de la expresión “filosofía de la naturaleza” para reemplazarla por otras menos polémicas, como por ejemplo por la “cosmología”.

Al mismo tiempo se cuestiona cada vez más el hecho de que la filosofía natural tenga un objeto propio.

Fuente: “Diccionario de filosofía abreviado”, José Ferrater Mora.

Categorías: Diccionario de Filosofía