Filosofía

Inicio Filosofía y Psicología La inquietud y el aburrimiento según Osho

La inquietud y el aburrimiento según Osho

Publicado por Malena

Existe relación entre el aburrimiento y la inquietud, porque es el aburrimiento el que nos inquieta.

Cuando una persona está aburrida se pone nerviosa y desea salir de esa situación; y el cuerpo comienza a moverse porque es más auténtico que la mente que aparenta estar a gusto. Por eso, escuchar al cuerpo, que es sabio y no finge, es saludable.

El aburrimiento tiene mucho significado, solamente el hombre se aburre, porque es consciente, los animales no; o sea que la causa del aburrimiento es la conciencia.

Se aburren las personas sensibles porque están alertas y son más conscientes, los mediocres no se aburren, aceptan todo porque no están alertas y no son del todo conscientes. El aburrimiento está indicando que la persona tiene sensibilidad.

Un Buda no se aburre porque es totalmente sensible y consciente; o sea que entre el estado de falta de conciencia y de conciencia pura, existe la brecha intermedia en que hay aburrimiento.

Las personas que se asemejan a los animales se aburren menos, se divierten comiendo o bebiendo, no son muy sensibles y viven con apenas la conciencia que necesitan para cumplir con la rutina diaria.

Los pensadores, los intelectuales se aburren porque piensan y se dan cuenta que todo es muy repetitivo en la vida.

La gente en general está muy aburrida viviendo sus vidas mecánicas haciendo siempre lo mismo, como si estuvieran todos muertos.

El aburrimiento es tener conciencia de la repetición, por eso la gente quiere cambiar, cambian de casa, de auto, de pareja, sabiendo que después de un tiempo ese cambio no le servirá de nada y terminará tan aburrida como antes.

Lo único que se puede hacer no es cambiar de situación, sino ser más conscientes; porque cuando nos volvemos más conscientes, cada momento se verá como algo nuevo.

Las cosas y las personas que nos rodean nunca son las mismas, siempre están cambiando, sólo que nosotros no lo vemos porque no somos lo suficientemente conscientes.

O sea, que para poder liberarse del aburrimiento hay dos caminos, no ser lo suficientemente consciente como para ver la repetición o ser tan consciente como para ver que en cada repetición hay algo nuevo.

Para el que se aburre todo es viejo, pero para la mente viva y despierta todo es nuevo porque la vida es un constante fluir.

A medida que la conciencia se vuelva más y más consciente la vida nos sorprenderá. Sin embargo hemos elegido aburrirnos y entonces la vida nos parece cada vez más y más aburrida.

Las personas cercanas solamente nos pueden sorprender cuando no tenemos expectativas, porque si se comportan como esperábamos serán de lo más aburridas.

De modo que somos nosotros los que elegimos vivir vidas aburridas, con nuestras exigencias y con nuestras expectativas.

En realidad, de esta manera ninguno está viviendo una vida, sólo están representando un papel, son máscaras, personajes que actúan según el guión, mientras detrás de las máscaras las personas auténticas que son, están terriblemente aburridas.

La falta de conciencia y el cumplimiento de las expectativas hacen que la vida sea un absoluto aburrimiento.

Solamente cuando nos atrevemos a quitarnos las máscaras y a estar a disposición de la existencia, la vida se convierte en una dicha interminable.

Fuente: «Aprender a amar»; Osho

Categorías: Filosofía y Psicología