Filosofía

Inicio Filosofía y Arte Odio el arte

Odio el arte

Publicado por Ruben Avila

A Epicuro no le gustaba el arte, desconfiaba de él y no le veía ningún interés. Así, de la música y la poesía decía que no eran más que ruido. Incluso de esta última aseguraba que era nefasta, según nos cuenta uno de los autores que hablan sobre él. « [Epicuro] que quiere purificarse de toda la poesía a la vez, como si fuera un pernicioso cebo de fábulas… que juzga toda la poesía, no especialmente sólo a Homero, según las estrellas». No, no le gustaba en absoluto, incluso aseguraba, con Platón, que los poetas deberían ser alejados de las ciudades. Recordemos que Platón en su Estado ideal limitaba bastante el acceso de los poetas, y también de cierto tipo de música, ya que consideraba que podía corromper el alma, nuestra alma.

odio el arte

Por otra parte, aunque a regañadientes admitía que una persona inteligente, virtuosa, podría acudir al teatro, sin menoscabo de su inteligencia, debía hacerlo como una diversión nimia, ni mucho menos podría tomárselo como algo serio.
Esta idea contrasta con lo que a lo largo de la historia de la humanidad ha sido el arte (la literatura, la música, la pintura…) para millones de personas, que no sólo lo han entendido diversión, sino como parte fundamental de sus vidas, como algo capaz de forjar su carácter, de mostrarles cómo el mundo es. Esta misma idea, o una similar, era la que defendía Schopenhauer, de la que, si recordáis, ya hablamos en su día en este mismo espacio.

En cualquier caso, queda claro por lo anterior, que Epicuro no era partidario del arte, no le gustaba, lo rechazaba. Incluso de la música, tanto él como sus seguidores, además de decir que era puro ruido, aseguraban, citando un verso, que «causa pereza, embriaguez y ruina».

Un servidor, que está escuchando música mientras escribe estas líneas, no puede estar de acuerdo, pero la distancia geográfica y, sobre todo, temporal, me impide hacerle ver a los epicúreos lo que creo que es su error. A ellos no puedo decírselo, pero si a vosotros, claro.

En realidad, su visión sobre el arte era tan sombría porque tenían un punto de vista francamente parcial respecto a la vida. Su hedonismo les limitaba bastante a la hora de analizar lo que nos hace felices. Por eso no quisieron prestarle atención. Por lo menos los primeros epicúreos, del resto ya veremos más adelante qué pensaban sobre el arte.

En la actualidad, nuestra vida está llena de música, de literatura, de cine… Tendríamos que exiliarnos a algún recóndito lugar del planeta tierra para no tener acceso a ninguna obra artística, y seguro que hasta allí a través de nuestro móvil con internet podríamos conectarnos a spotify para escuchar música o entrar a filmin para ver alguna película. En cualquier caso, no es una elección, es la forma en la que vivimos todos. O la gran mayoría…

Por su puesto, cabría definir qué es arte, si toda la música la es o todo el cine o toda la literatura o… Pero sin entrar en más disquisiciones, el principal error de los epicúreos es considerar al arte como secundario, cuando es una parte consustancial de la humanidad.

Imagen: nodulo.org

Categorías: Filosofía y Arte