Filosofía

Inicio Filosofía Oriental Krishnamurti y la Búsqueda del Placer

Krishnamurti y la Búsqueda del Placer

Publicado por Malena

Todos vivimos nuestras experiencias y nos comunicamos con los demás influenciados por nuestras ideas, creencias o prejuicios. Tanto es así que los que nos conocen pueden predecir nuestro comportamiento.

Krishnamurti nos dice que tenemos que recuperar la objetividad en el diálogo para poder comprendernos mutuamente y lograr la verdadera intimidad en una relación; porque el conflicto lo genera la brecha entre las ideas preconcebidas y la realidad .

krishnamurti-y-la-busqueda-del-placer

Para poder llegar a este estado de claridad mental nos propone que es necesario aprender a ver las cosas como son en si mismas y no a través del velo de nuestros preconceptos.

Las imágenes que tenemos de las cosas y de las personas nos impiden verlas como realmente son; y si podemos eliminar las imágenes también podríamos eliminar el conflicto.

Afirma que la gente se refugia en sus ideas porque tiene miedo de enfrentar la realidad como es, y esconde su enojo, envidia y violencia, obligado a vivir comparando lo que es con lo que cree que debe ser.

El interés y la dedicación hacia uno mismo y la necesidad de satisfacción nos llevan a vivir una vida de males y miserias, porque el placer como objetivo esencial tiene su raíz en la indiferencia y el dolor.

Es necesario observarse y analizar las propias creencias para llegar a saber cuál es nuestro más profundo interés en la vida y dejar de estar tan centrados en nosotros mismos.

El hombre actual necesita sentirse satisfecho, teniendo poder, realizándose profesionalmente, teniendo una casa, un auto, una esposa o un hijo.

Para conseguir todo esto, somos agresivos, Los políticos son agresivos, los grandes personajes son agresivos, los hombres ricos y poderosos son agresivos; hasta la gente común es agresiva.

Krishnamurti nos dice que el miedo puede ser la causa de la agresividad, miedo a no ser nadie y de ser maltratado. Porque en la sociedad se trata con cortesía al rico y poderoso y no se tiene ninguna consideración con los que no tienen una posición destacada.

Por esta razón, tener una posición de privilegio se ha convertido en un hábito, o sea que es el contexto social el que nos torna agresivos.

El hacinamiento también es un factor que pone a la gente agresiva, porque el hombre, como los animales también tiene instinto territorial.

La presión de la sociedad, los adelantos tecnológicos actúan sobre las personas y les quitan su libertad interna y externa produciendo frustración y estallidos de violencia.

El hombre también tiene miedo a la relación, porque anhela la continuidad y la agresividad le atenúa el temor.

Puede aceptar su situación con resignación o huir de ella, en cambio lentamente va perdiendo toda sensibilidad porque se ha habituado a ello.

Cuando el temor no se enfrenta los seres humanos se vuelven insensibles a todo y duros por el miedo.

Para poder salir de ese estado, tengo que ser consciente de mi indiferencia y decidir renunciar a ese modo de vivir.

Estar atento y estar dispuesto a enfrentar la posibilidad del dolor, porque perseguir el placer ha sido la causa de la indiferencia. No rehusar el placer sino no someterse a él.

Para lograrlo, hay que aprender a mirar sin prejuicios, porque el placer surge cuando se introduce el pensamiento, que es producto de la memoria.

De esta manera la mente se vuelve altamente sensible y disciplinada y no hay represión. Porque el anhelo de continuidad del placer lo da el pensamiento.

Categorías: Filosofía Oriental

2 comentarios para “Krishnamurti y la Búsqueda del Placer”


  • felicidad.openid.es/ octubre 26, 2009 a las 6:48 am

    El kit de la cuestion está en ver las cosas en sí mismas, de forma objetiva , quitandole connotaciones sociales, culturales, políticas, es como yo diría, ver las cosas con «los ojos limpios»; cuando esto ocurre, la comunicación entre las personas adquiere una gran profundidad , porque ya sobran las cosas superficiales y surge la comunicacion más interior del ser, la esencia, lo verdaderamente importante que hay dentro de cada uno, encontramos entonces LA VERDAD, limpia y clara como el agua. Para ello, es importante ser libre de pensamiento, poder arrebatar de nuestras mentes todo lo que sobra, el apego a lo material, a las posesiones… si nos quedamos con la esencia, con la verdad, alcanzaremos la felicidad.

  • escarabajo.openid.es/ noviembre 1, 2009 a las 3:07 am

    El comentario de la chica esta, Felicidad es muy bueno,muy libre es ver las cosas desde la sencillez de las mismas, desde el yo mismo, desde adentro, como un cuento que me regalò no se quien sobre una comuna de pozos llenos de muchas cosas pero vacios de agua y uno de ellos empieza a vaciarse de perjuicios, de materialismo, de ruido,del que diràn, del miedo,de la lastima,las cadenas,de todo, hasta quedarse totalmente vacio y se hace tan profundo que encuentra agua limpia, fresca, pura y tambien logra compartirla con un pozo que le llama cucaracha tan profundo como el.