Filosofía

La estética de Platón

Publicado por Ruben Avila

En nuestro repaso, del que llevamos ya unos cuántos artículos y un par de semanas, de las ideas estéticas de la Grecia Clásica, hemos analizado más o menos profusamente las teorías sofistas y las socráticas, aunque también hemos apuntado las de los pitagóricos. Ciertamente nuestro repaso dista mucho de profundizar y sirve más bien para hacerse con un panorama general de la situación. Pues bien, llega el momento de afrontar, de meternos con, el gran filósofo ateniense de la Grecia Clásica, y uno de los que más ha influenciado en el pensamiento posterior. Nos estamos refiriendo, claro está, a Platón.

Platón

¿Fue Platón esteta?

Según Eduard Zeller, un famoso historiador de la filosofía griega, Platón nunca se dedicó a la estética, ya que no entraban en sus intereses. Pero, como asegura Tatarkiewicz, todos los elementos, todas las preocupaciones estéticas de la época, las encontramos en el filósofo ateniense. No de forma sistemática, es cierto, pero no hace falta más que buscar entre sus obras para encontrarlas.

Platón hace referencia, en varias ocasiones, a los problemas del arte y la belleza, en varios de sus libros, a destacar por ser sus obras magnas, La República y las Leyes.

Pero, además, en el Banquete nos mostró su teoría idealizada de la belleza; en el Ion, su teoría espiritualista de la poesía; en el Filebo desarrolló un análisis pormenorizado de la experiencia estética; y en el Hipias Mayor precisó lo difícil que realmente era encontrar una definición de lo que es bello.

Así que, como podemos comprobar, no se ajusta mucho a la realidad asegurar que Platón no se ocupó de la estética. No lo hizo de manera sistemática, no encontraremos un libro escrito por él en el que se recojan, de manera sistemática, todas sus ideas estéticas. Pero esto no le invalida como esteta. A parte de que esta falta de sistematización, por llamarla de alguna forma, también la encontramos en sus contemporáneos y antecesores.

De todo un poco

A decir verdad, Platón fue un escritor sumamente prolífico y un pensador sumamente polifacético, ya que trató sobre metafísica, ética, lógica, política y, también, estética. Pero esta profusión le lleva a entremezclar las cuestiones entrelazándose entre sí. Es por eso que las estéticas se entremezclan, sobre todo, con las éticas y metafísicas.

Así, encontramos que su “teoría idealista de la existencia”, que todos hemos estudiado en el instituto, y su “teoría apriorística del conocimiento”, por la que al aprender lo que hacemos es recordar lo que ya sabíamos antes de nacer en este mundo, influyeron decisivamente en su idea de la belleza.

También, su “teoría espiritualista del hombre” y la “moralista de la vida” son la base de su teoría del arte.

Al final, cada punto, cada concepto, forma parte de un gran sistema filosófico, donde todos elementos de las diferentes disciplinas están interconectados entre sí. Es todo no se entendería sin sus partes, y viceversa.

Por otra parte, una de las características de Platón es su evolución o cambio a lo largo de los más de 50 años en el que escribió sus textos. Por eso podemos encontrar cambios de opinión respecto a algunos temas, pero, también, ciertos rasgos definitorios y fijos a lo largo del tiempo.

Imagen: bellezayfilosofia.blogspot.com.es

Categorías: Filosofía de Platón, Filosofía Griega, Filosofía y Arte, Grandes Filósofos