Filosofía

Inicio Filosofía Griega Filosofía de Sócrates

Filosofía de Sócrates

Publicado por Malena

El espíritu de Sócrates sobrevive, en la filosofía de Platón.

Filosofia de Sócrates

Sócrates (siglo IV a. de C.) representa el exponente más relevante de la raíz del pensamiento occidental, nutrido por el saber oriental y de la antigua Grecia.

A través de los diálogos de Platón, su discípulo, accedemos al pensamiento de Sócrates, quien no nos dejó ninguna obra escrita.

Se supone que Sócrates perteneció a una familia de buena posición económica siendo una época de esplendor en Atenas durante sus primeros años de vida.

Sócrates era reconocido por su sobriedad, su austeridad en el vestir, su robusto cuerpo y su capacidad de resistencia.

Solía percibir señales misteriosas y muchas veces permanecía absorto durante mucho tiempo, como en estado de éxtasis, presumiblemente debido a su intensa concentración mental.

Siendo muy joven estudió las teorías cosmológicas orientales y occidentales con la esperanza de descubrir cómo opera la Inteligencia en el universo para lograr el orden del cosmos; pero desilusionado de las especulaciones de las ciencias naturales, decidió emprender su propio camino en la búsqueda de la verdadera sabiduría.

Sócrates se convirtió así en un irónico filósofo moral capaz de reconocer su propia ignorancia.

Según algunas fuentes, a Sócrates le interesaba sobre todo la formación del hombre moral y buen ciudadano, sin embargo, según los diálogos de Platón también fue un gran metafísico que sentó las bases de una filosofía trascendente.

Es indudable que las primeras obras de Platón contienen el pensamiento de Sócrates, en tanto que sus escritos posteriores durante su madurez reflejan sus propias ideas en forma independiente.

Aristóteles, le atribuye a Sócrates el empleo del razonamiento inductivo y de la definición universal e invariable, o sea la posibilidad de llegar a conceptos precisos.

Sócrates consideró importante la definición universal relacionándola principalmente con la conducta ética, útil para sostener al hombre en medio del torbellino del relativismo sofista.

Por ejemplo: si tenemos una definición de la justicia, válida universalmente, tendremos una base segura para construir y se podrá juzgar no solo la acción de un individuo sino también los códigos morales de cualquier sociedad.

En cuanto al razonamiento inductivo, Sócrates no estaba tan interesado en los problemas de la lógica sino en el empleo de una dialéctica, que partiendo de una definición menos adecuada puede llegar a una más precisa universal y válida; que al igual que el procedimiento inductivo procede de lo particular a lo universal.

Este método podía resultar para muchos humillante ya que ponía en evidencia su ignorancia, aunque éste no fuera el propósito de Sócrates, cuya única finalidad era descubrir la verdad.

Sócrates denominaba a su método “mayéutica”, que significa dar a luz, o sea la intención de provocar el nacimiento de ideas verdaderas.

La misión de Sócrates era tratar de persuadir a los hombres para que cuidaran su alma, que era lo más noble y de estimularlos a ser virtuosos y sabios.

En política se interesaba por el aspecto ético y la importancia del conocimiento como un medio para la acción ética.

Identificaba al saber con la virtud en el sentido de que todo aquel que conoce la rectitud actuará en forma recta.

Para Sócrates, la rectitud es lo que contribuye a que el hombre logre la verdadera felicidad y sólo el sabio se da cuenta que es más conveniente ser dueño de si mismo que no serlo, si desea la verdadera salud y el equilibrio del alma.

Sócrates pensaba que el placer es un bien, pero que la verdadera felicidad duradera puede lograrla solamente el hombre moral.

Para Sócrates, existe una naturaleza humana constante, con valores éticos universales que sirven como guías que orientan la conducta del hombre.

Un comentario para “Filosofía de Sócrates”