Filosofía

Inicio Filosofía Griega Biografía de Sócrates

Biografía de Sócrates

Publicado por Malena

Con Sócrates y Platón comienza una era filosófica de excepción.

Sócrates(-470 a -399) y Platón(-428 a -347) constituyeron el pilar básico del pensamiento occidental, a partir de la influencia de fuentes orientales y de las ideas de los antiguos griegos que inspiraron sus doctrinas sobre el destino humano, el tiempo y el cosmos.

Biografía de Sócrates

Sócrates nació en Atenas y fue el maestro de Platón, su discípulo más notable que fue el que se encargó de dejar plasmada en sus obras sus ideas, ya que él no dejó nada escrito.

Se cree que Sócrates pertenecía a una familia acomodada, su padre fue Sofronisco que se supone era escultor y su madre Fenaretes se la describe como comadrona, aunque no en el sentido que tiene esa profesión actualmente.

Durante su infancia, Atenas disfrutaba de todo su esplendor y ya había sentado las bases de su imperio marítimo.

Era un hombre robusto y fuerte y acostumbraba a vestirse siempre igual, cualquiera fuera el estado del clima y a permanecer descalzo durante sus largas caminatas.

Desde muy joven tuvo revelaciones y señales que lo mantenían en un estado de trance por mucho tiempo.

En esa época las corrientes de pensamientos, que hasta ese momento se centraban en el cosmos comenzaban a orientarse hacia el conocimiento del hombre.

A Sócrates lo conmovió la idea de Anaxágoras cuando se refería a la inteligencia como causa de la ley natural, y se interesó por saber la forma en que opera en el Universo para ordenar todas las cosas.

Pero la explicación de Anaxágoras lo desilusionó de modo que decidió hacer su propia investigación sobre este tema, abandonando el estudio de la filosofía cosmológica.

Se convirtió así en un irónico filósofo moral con la misión de buscar la verdad.

Sócrates estaba casado desde los primeros años de la guerra del Peloponeso en la cual tuvo una participación distinguida en varias batallas, con Jantipa, conocida como una mujer de mal carácter y se cree que tenía cuatro hijos.

En el año 399 a. de C. Sócrates fue acusado por el gobierno de no honrar a los dioses que la ciudad adoraba, transmitiendo otras prácticas y de corromper a los jóvenes fomentando en ellos el espíritu de crítica sobre las características del sistema democrático ateniense; y como consecuencia fue condenado a la pena de muerte.

Sócrates renunció al destierro y prefirió ser su propio defensor en el proceso, exponiendo sólo los hechos y sin aprovechar los méritos por sus servicios en el ejército como atenuantes ni tratar de influir en el jurado con sus obligaciones con su esposa e hijos.

Sus amigos intentaron convencerlo de que huyera al extranjero aprovechando una celebración religiosa que demoró un mes la ejecución pero él no aceptó, prefiriendo morir a renunciar a sus principios.

Categorías: Filosofía Griega