Filosofía

Inicio El Idealismo Hegel y el Arte

Hegel y el Arte

Publicado por Malena

Hegel nos dice con respecto al arte, que expresa lo bello; y que la belleza en el arte supera a la belleza de la naturaleza, porque proviene del espíritu.

Lo bello de la naturaleza es sólo un reflejo del espíritu, una belleza que no es perfecta.

A pesar de que el arte nos hace más grata la vida parece una actividad poco seria, un recreo, sin embargo también tiene un objetivo serio y moral que actúa como mediador para conciliar el conflicto de la dualidad de las almas.

hegel-y-el-arte

El arte parece no poder someterse al método científico, porque es libre y puede transgredir las leyes y las reglas, y porque está creado por la imaginación que es más rica que la misma naturaleza.

La ciencia se ocupa de lo necesario y el arte parece escapar a los principios de la ciencia.

Si el arte es considerado una diversión es un arte esclavo pero si el arte es libre en su fin; y en cuanto a sus medios tiene en común con respecto a la ciencia el hecho de poder ser usado para otro fin.

Lo mismo que la ciencia, que es verdadera cuando se eleva hacia la verdad, también el arte sólo cuando es libre e independiente es verdadero.

El arte es una forma en que Dios se revela en la conciencia, es una manera de manifestar las motivaciones más hondas del hombre y las verdades del espíritu.

Muchas veces las bellas artes fueron la única forma en la que se pudieron descubrir los misterios de su sabiduría y de su religión.

Se puede considerar que el arte es pura apariencia e ilusión pero la apariencia también es necesaria. La verdad no existiría si no tuviera una apariencia y tampoco el espíritu en general.

El arte revela la verdad de las formas ilusorias e imperfectas del mundo y las transforma en otras más elevadas y puras, creadas por el espíritu.

Las formas del arte son más reales y verdaderas que los fenómenos del mundo real; y el mundo del arte es más auténtico que el de la historia y el de la naturaleza, porque además es más expresivo y transparente.

El arte puede inspirar reflexiones filosóficas aunque no pueda ser objeto de una ciencia mediante reglas ni en forma sistemática, dando por tierra con el prejuicio que no considera a la filosofía como ciencia. Porque para Hegel, filosofía y ciencia son inseparables, pues ambos consideran las cosas por sus caracteres esenciales y necesarios.

Existe la misma objeción de la ciencia sobre el tema de que las bellas artes no pueden ser una ciencia porque se trata de creaciones libres de la imaginación que se dirigen al sentimiento.

El arte y sus obras son espirituales y están más cerca del espíritu que la naturaleza; y las producciones artísticas, que si se las examina reflexivamente satisfacen también una necesidad esencial, manifiestan el pensamiento y pertenecen al espíritu.

El arte entonces halla su confirmación verdadera en la ciencia.

El arte puede considerarse también de manera filosófica porque su fin es revelar a la conciencia la aspiración más elevada del espíritu.

Fuente: «Hegel – Vida, pensamiento y obra», Colección Grandes Pensadores, Ed. Planeta DeAgostini S.A., España, 2007

Categorías: El Idealismo