Filosofía

El Espacio

Publicado por Malena

Para los filósofos presocráticos , el planteo del problema del espacio y de la materia, tiene en cuenta las oposiciones como lleno-vacío, ser no ser, etc. De manera que el espacio es lo vacío.

Platón refiere sobre el problema del espacio que hay tres géneros de ser: uno increado e indestructible, invisible y que nunca cambia, que son las formas o las ideas; otro que está siempre en movimiento, creado y perceptible, que son las cosas sensibles; y otro que es eterno, indestructible, que es donde habitan las cosas creadas, que es aprehendido por una razón que es apenas real, que es el espacio.

El espacio no tiene figura y parece no poder definirse de otra forma que no sea la negación.

Siendo un puro receptáculo es un continuo que no tiene ninguna cualidad, de manera que no se puede afirmar que existe.

Aristóteles concibe el espacio como lugar, pero como de acuerdo a este concepto no se pueden concebir las cosas sin su espacio, éste no puede ser solamente un receptáculo como afirma Platón.

Tampoco es válida la afirmación de los atomistas que consideran es espacio como lo vacío.

Los escolásticos fundaron su concepción sobre el espacio en la filosofía antigua, pero se plantearon el problema de la dependencia o independencia del espacio respecto de las cosas, prevaleciendo la opinión de Aristóteles del espacio como lugar.

Las doctrinas modernas sobre el espacio son muchas pero la tendencia de los hombres de ciencia desde el Renacimiento, es concebir el espacio como el continente universal de todas las cosas.

El espacio es: homogéneo (siempre igual); isotrópico(igual en todas direcciones); continuo; ilimitado; tridimensional y homoloidal(cada figura es matriz de infinitas figuras semejantes a diferentes escalas).

En la filosofía cartesiana el espacio es extensión, con la propiedad de continuidad, exterioridad, reversibilidad, tridimensionalidad, etc. Al mismo tiempo, la extensión es la esencia de los cuerpos; de modo que cuando los cuerpos pierden todas sus propiedades sensibles queda la extensión. Por ejemplo, el cuerpo solamente se puede conocer por extensión.

La noción de espacio de Descartes es diferente de la de los escolásticos, porque para este filósofo el espacio es conocido “a priori” con claridad, porque es perfectamente transparente y no es sensible, sino inteligible.

Newton define el espacio, primero como espacio absoluto sin relación con nada externo, siempre igual e inmóvil y segundo como espacio relativo, que es una dimensión móvil determinada por nuestros sentidos mediante su posición con respecto a los cuerpos.

Para Newton, el espacio es una entidad absoluta y es el fundamento de toda dimensión espacial, una realidad en sí, independiente de los objetos y de sus movimientos. El movimiento es relativo pero el espacio no lo es y los objetos no son espaciales sino que se mueven en el espacio.

Para Leibniz el espacio no es un absoluto, ni una sustancia, ni un accidente de una sustancia, sino una relación. Solamente las mónadas son sustancias.

Siendo el espacio una relación, es un orden: el orden de coexistencia, o en forma más estricta, el orden de los fenómenos coexistentes.

El espacio es ideal no real, igual que el tiempo, o sea no hay espacio real fuera del universo material.

Kant continuó la idea de Leibniz de un espacio como relación, pero no como algo ideal sino trascendental.

El espacio para Kant es lo mismo que el tiempo, una forma de la intuición sensible, o sea “a priori” de la sensibilidad.

El espacio es el fundamento de todas las intuiciones externas, la condición de la posibilidad de los fenómenos.

En física, el problema del espacio se relaciona con la materia y el tiempo y se habla de un continuo espacio tiempo.

Desde la perspectiva metafísica, el problema del espacio forma parte de la comprensión de la estructura de la realidad.

Fuente: “Diccionario de filosofía abreviado”, José Ferrater Mora.

Categorías: Diccionario de Filosofía