Filosofía

Inicio Mitología El Mito Griego del Origen del Género Humano

El Mito Griego del Origen del Género Humano

Publicado por Malena

Según la mitología griega, hace miles de años, en épocas muy remotas, en este planeta sólo existían dioses con poderes sobrenaturales y vida eterna.

Un día, estos dioses pensaron en crear seres para poblar la tierra.

Para realizar esta tarea, Zeus pidió a los hijos del Titán Jápeto que les proporcionaran a todos los animales las cualidades necesarias.

el-mito-griego-sobre-el-origen-del-genero-humano

Cumpliendo con este requerimiento le fue otorgado a cada animal, un don diferente; a uno le tocó la belleza, a otro la fuerza, a otro la rapidez para desplazarse, a otro un gran tamaño, a otro la sagacidad; dejando para el final al hombre. Por lo tanto, quedó el ser humano desnudo, sin defensas y sin armas de ninguna clase.

Al ver Prometeo tamaña injusticia, despojó a la diosa Atenea de su sabiduría y le otorgó al hombre la lógica, robó el fuego a Hefesto y también se lo entregó, protegiéndolo y enseñándole todo cuanto sabía.

Al enterarse Zeus que los dioses habían creado a un ser humano semejante a ellos, reaccionó con ira y descargó rayos y truenos, dirigiendo toda su cólera hacia el dios Prometeo que fue encadenado en el Monte Cáucaso cerca del fin del universo.

A ese lugar llegaba todos los amaneceres un águila que le roía el hígado, el que le volvía a crecer durante la noche, para ser nuevamente ingerido por el ave a la mañana siguiente.

Prometeo sufrió esa condena durante treinta años, hasta que Hércules lo liberó de tan espantoso sufrimiento.

Por orden de Zeus, Atenea y Hefesto, crearon a la primera mujer, Pandora, para castigar a los hombres por la falta cometida por Prometeo.

Hefesto, dios del fuego, era herrero, y en su herrería modeló a la primera mujer a quien todos los dioses le concedieron una gracia. Así recibió belleza, gracia, inteligencia, habilidad y poder de persuación, pero Hermes la hizo astuta y engañadora y Hera le dio la curiosidad que fue lo que le quitaría la tranquilidad y la paz.

Zeus, por su parte, le envió a esa bella mujer, Pandora, a Epimeteo quien profundamente conmovido por su belleza decidió desposarla.

Como regalo de bodas Pandora recibió de Zeus una preciosa caja de oro y piedras preciosas, con la advertencia que jamás la abrieran si querían ser felices.

Por mucho tiempo la pareja vivió feliz; la vida era paradisíaca, no existían los problemas ni los sufrimientos. Permanecían siempre jóvenes y la vejez no era una amenaza; ya que sólo cuando se sentían cansados de tanto vivir, se acostaban a dormir y dulcemente se transformaban en seres transparentes y livianos que volaban hacia un lugar tranquilo y mágico.

Pero la curiosidad pudo más en Pandora y a pesar de la advertencia un día decidió abrir la enigmática caja.

Ni bien estuvo abierta, emergieron de ella primero todas las desdichas de la tierra para los hombres y por último en forma de pájaro salió volando la esperanza como consuelo para la humanidad.

Comenzaron como consecuencia las peleas entre los hombres, los abusos, los actos ilegales, las calamidades, las enfermedades, la violencia y las guerras; y sólo los héroes eran los que intentaban por todos los medios luchar contra el mal.

Desde entonces, la vida de los seres humanos se tornó cada vez más difícil y el hombre tiene que luchar hasta hoy en día, para poder sobrevivir.

Categorías: Mitología

Un comentario para “El Mito Griego del Origen del Género Humano”


  • bueno, segun MI interpretación de la teogonia (aclaro MI interpretación), las mujeres ya existian, el problema fue que los mortales desafiaron a los dioses cuando prometeo le robo el fuego a los dioses dandoles a una mujer con atributos divinos… o es eso es que Hesiodo era un sokete machista