Filosofía

Ideas innatas

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

Las ideas innatas son un tipo de ideas cuya existencia es bastante dudosa. Se supone que lo que caracteriza a estas ideas es el hecho de estar en la mente sin haber sido adquiridas por la experiencia. Desde que tales ideas fueron postuladas han sido objeto de debate, llegando este debate a la actualidad.

Platón: ideas innatas y método socrático

ideas innatas

Los conocimientos matemáticos son el paradigma de ideas innatas.

En la Atenas del siglo V a. C. vivió Platón, quien pensó que todas las ideas eran innatas. Desde su punto de vista, el auténtico conocimiento se adquiría tras la muerte, cuando el alma se separaba del cuerpo, viajaba al mundo de las ideas, en el que veía las ideas verdaderas, iluminadas por la idea de bien. Para llegar en vida a tener un conocimiento consistente había que utilizar, desde el punto de vista de Platón, el método socrático, gracias al cual el alma lograba recordar lo que había visto en el mundo de las ideas.

Racionalismo, empirismo e ideas innatas

Se suele clasificar a los filósofos modernos en racionalistas y empiristas. Los primeros postularon ideas innatas, mientras que los segundos las rechazaron de manera rotunda. Para los racionalistas hay ideas innatas y estas son la fuente de nuestro conocimiento a priori de muchas de las verdades necesarias. Por parte de los empiristas, todo nuestro conocimiento depende de la experiencia. Para estos las llamadas verdades necesarias no son más que tautologías, las cuales se derivan del significado de las palabras que contienen.

Dentro del abanico que va de los racionalistas y los empiristas pueden situarse puntos de vista extremos. De este modo, en el extremo racionalista podemos situar a Leibniz, para quien todas las ideas que poseemos son innatas, siendo el aprendizaje un proceso por el que las ideas que siempre estuvieron en nuestra mente se van desvelando. Por su parte, desde el empirista punto de vista de John Locke, la mente de un bebé recién nacido es como un papel en blanco en el que la experiencia va imprimiendo ideas, de modo que para el filósofo británico las ideas innatas no existen.

Noam Chomsky y la gramática universal

Descartes fue el primer racionalista en proponer las ideas innatas y por ello Noam Chomsky se considera a sí mismo un lingüista cartersiano. Según el punto de vista de Chomsky, la experiencia a la que cualquier niño se enfrenta cuando aprende el lenguaje es demasiado fragmentaria y deficitaria como para explicar la competencia lingüística que tendrá cuando se convierta en un hablante de pleno derecho. Para resolver este problema, el lingüista propuso la gramática universal. Esta sería un conjunto de reglas innatas que explicarían la competencia lingüística de los hablantes y su capacidad de distinguir una infinidad de expresiones gramaticales de expresiones no gramaticales de la lengua que dominan.

De las ideas innatas al conocimiento innato

Hoy en día ya no se habla de ideas innatas, sino de aspectos innatos del conocimiento, de tal modo que el debate acerca de las ideas innatas se ha transformado en los últimos años en el debate acerca de qué aspectos de nuestro conocimiento son aprendidos y qué aspectos son innatos. No obstante, a pesar de que los términos del debate hayan variado, sigue sin existir acuerdo al respecto, siendo todo el asunto bastante farragoso.

Categorías: Metafísica, Teoría del conocimiento