Filosofía

La Intimidad

Publicado por Malena

Según el diccionario, la intimidad es el aspecto más personal, reservado y privado de un sujeto; porque es derecho del hombre tener una vida privada.

Estados Unidos reconoce implícitamente en su Constitución este derecho, que protege a las personas de la intromisión del gobierno, que no se justifique debidamente, en temas como el matrimonio o la anticoncepción.

la-intimidad2

El derecho a la intimidad es el respeto por la vida y los asuntos privados de una persona, evitando su exposición a la opinión pública o que sufran alguna otra intromisión indebida.

La protección de la intimidad de las personas públicas, como los políticos, o los personajes famosos, no es tan amplia como la de las personas comunes porque es inevitable su exposición mediática.

Sin embargo, muchas personas comunes desean compartir detalles de su intimidad con todo el mundo. Un ejemplo es el almacenaje de información que realizan en la red.

Cada vez más los jóvenes utilizan Internet para compartir su intimidad con todo el mundo, y no tienen ningún reparo en difundir sus datos personales, sus actividades diarias, detalles sobre su trabajo, el nivel de su condición económica, fotografías de su casa , sus gustos más íntimos, sus relaciones, su forma de vida, sus fiestas, sus parientes, etc.

Esto se convierte en una posibilidad sin límites para el marketing que luego los invade de publicidad a través de todos los medios.

Es probable que en el futuro la gente tenga todas sus pertenencias, sus archivos, sus colecciones y hasta su propio diario personal en una página web sin cargo alguno, con el sólo costo de perder su intimidad.

¿Qué nos puede pasar cuando hacemos pública toda nuestra intimidad?, que nos quedemos vacíos por dentro, corriendo además el riesgo de perder nuestra propia identidad.

Porque el mundo subjetivo nos pertenece y es parte de lo que somos como seres humanos diferentes, con un mundo interno único que no debería servir para ser manoseado y usado con fines de lucro.

La exposición mediática nos puede hacer dudar de nosotros mismos y sentirnos extraños; porque puede ser tergiversada, cambiada, transformada para cumplir con los objetivos de otros.

En la red se construye un mundo paralelo de vidas virtuales que no siempre coincide con la realidad, un lugar donde se refugian los que quieren huir de las experiencias frustrantes del mundo material aunque signifique perder la identidad en un laberinto de personajes inexistentes.

Se enajena también la propia creatividad que puede ser aprovechada por otros y que se pueden apoderar de ella para su propio beneficio.

Hoy en día ya existe la publicidad de productos dirigida al segmento de usuarios que los consume.

La manipulación de los mecanismos mediáticos están transformando no sólo la realidad como la conocemos sino también el concepto sobre una persona, utilizando la información más íntima y escabrosa.

El fenómeno Michael Jackson, nos revela que su muerte trágica lo ha transformado en un mito, basado en una imagen que seguramente no es la real, porque ni él mismo pudo saber nunca quién era.

Su afán de cambiar su esquema corporal demuestra que siempre negó su condición y que nunca se aceptó a si mismo.

Lo cierto es que al día siguiente de su muerte se agotaron todos sus CDs en todo el planeta, deseosos los fans de quedarse con la esencia de este célebre personaje que sin duda era la de un artista.

Los artistas se identifican con las personalidades que interpretan y enajenan su intimidad perdiéndose detrás de la máscara de esos personajes.

Muchos de ellos no logran saber nunca quiénes realmente son y sólo se reconocen a través de la imagen que proporcionan los medios.

La muerte de una persona célebre, sin importar mucho quien haya sido, debido a la información mediática que se adueña de la vida y de la intimidad de los famosos, les suele otorgar como compensación otro status que les permite permanecer inmortal al personaje que crearon, en el recuerdo de sus admiradores.

Categorías: Filosofía y Sociedad