Filosofía

Inicio Filosofía Oriental La Inteligencia

La Inteligencia

Publicado por Malena

En una conversación entre David Bohm (1917-1992) y J.Krishnamurti (1895-1986), ambos debatieron el tema de la inteligencia.

Según Krishnamurti, la inteligencia no es lo mismo que el pensamiento, porque el pensamiento es mecánico, un proceso material, físico y químico del cerebro que se produce en el tiempo; y la inteligencia es de un orden y una cualidad diferente que no pertenece al tiempo.

la inteligencia

La doctrina hinduista sostiene que la inteligencia existe siempre pero permanece oculta detrás del pensamiento.

El pensamiento como es del tiempo cambia, como todo lo que es material y físico, por lo tanto no es consistente, es repetitivo, comparativo, puede medirse, modificarse y expandirse y puede ser contradictorio; y no se relaciona con la inteligencia cuando se mueve en el tiempo.

La inteligencia sólo actúa cuando el cerebro está quieto, o sea, cuando no hay pensamientos, porque la inteligencia no depende de la actividad del cerebro.

Una de las funciones del pensamiento es construir una imagen del mundo y luego actuar según esa imagen creada por él mismo, sin la intervención de la inteligencia.

Si el cerebro no tiene armonía, la inteligencia no puede funcionar, porque el cerebro es sólo un instrumento que crea pensamientos pero que no crea inteligencia.

La condición para que la inteligencia despierte es que el pensamiento no opere.

El pensamiento carece de armonía y es contradictorio porque cambia, en tanto que la inteligencia siempre es armónica.

El pensamiento es un indicador que señala en dos sentidos, más allá del dominio del tiempo cuando hay inteligencia, pero si no es inteligente, es insensato y arbitrario y sólo produce cosas confusas en el mundo ilusorio de los pensamientos.

Porque el pensamiento es un indicador y el contenido auténtico es inteligencia. Porque sin inteligencia el pensamiento es estéril e inválido ya que sólo la inteligencia le da sentido al pensamiento.

El pensamiento, la materia y la inteligencia tienen un origen común, el pensamiento no es inteligente, es arbitrario, sin embargo, el pensamiento domina al mundo y la inteligencia se subordina a él.

El pensamiento dejó de estar regido por la inteligencia y de estar en armonía con ella y comenzó a tener vida propia, en busca de la seguridad, del placer y de la comodidad; y todas esas cosas materiales que se volvieron demasiado importantes, crearon un mundo ilusorio, fragmentado, corrupto y lleno de confusión, que rechaza a la inteligencia.

El pensamiento es fragmentario porque es parcial y no la acción de la totalidad. La inteligencia ve lo que es falso pero el pensamiento no y porque es falso no puede relacionarse con la inteligencia.

El hombre vive dominado por el pensamiento que está siempre en conflicto, midiendo y comparando.

Algunos llaman a la inteligencia Dios, porque es aquello que está más allá del pensamiento.

La fuente del pensamiento y de la inteligencia es común, es lo innombrable e inimaginable por el pensamiento, una energía que se ha dividido a si misma por razones físicas convenientes.

Sólo existe energía que es la fuente misma incomparable y perfecta de todo lo existente; y el cuerpo es el instrumento de esa energía.

Fuente: “La Conciencia fragmentada, El Despertar de la inteligencia” (Vol.III), Conferencias de J. Krishnamurti.

Categorías: Filosofía Oriental