Filosofía

Inicio Filosofía Contemporánea Cómo Cambiar el Mundo

Cómo Cambiar el Mundo

Publicado por Malena

A medida que en el mundo avanza la conciencia y los hombres se atreven a tener convicciones dejando atrás automatismos y tradiciones perimidas, cada vez hay más gente que tiene oportunidad de informarse sobre las cosas terribles que pasan en este mundo y sienten la necesidad de hacer algo al respecto.

En primer lugar es indispensable sentirse bien con uno mismo y estar equilibrado, haber llegado a adquirir la necesaria estabilidad para aceptar cumplir con las reglas de juego y tener la experiencia que se necesita para darse cuenta que lo primero que hay que hacer es ayudarse a uno mismo y luego ayudar a los demás a aprender a ayudarse a si mismos.

cambiar-el-mundo

Cada persona elige su vida y todo lo que le ocurre tiene una razón. Es cierto que hay muchas circunstancias que condicionan pero no todas las personas con grandes limitaciones se han resignado a ellas y muchas las han trascendido.

Todos estamos transitando el mismo camino de la evolución, algunos están en los primeros lugares de la fila, otros más atrás, muchos tal vez ocupan los últimos puestos e inclusive habrá quienes se han detenido y no quieren avanzar.

Pero lo que no se puede hacer es retroceder, porque es un camino de ida no de vuelta y sólo se interrumpe en esta vida con la muerte física.

Los que estaban adelantados y aparentemente retrocedieron están tomando impulso, porque ya han conocido el sabor de la vida en un estado evolutivo más elevado y sus vidas volverán a centrarse en recuperarlo.

No hay una sola forma de avanzar, sino una para cada ser humano que existe, porque somos libres para ser quienes somos y para dejar que los demás también sean ellos mismos.

Ayudar significa comprender lo que quiere ser el otro e intervenir sólo para que lo consiga, sin centrarse en los problemas sino en las soluciones y sin utilizar los propios parámetros de lo que uno cree que es lo que puede hacerlo feliz.

Los países poderosos dicen que desean ayudar a los países pobres a salir de la pobreza enseñándoles a vivir como ellos, y pretenden implantar su estilo de vida y su sistema de gobierno desde afuera.

Nunca un país va a salir de su condición gracias a la ayuda externa, porque esa supuesta ayuda está viciada de significado para los que la reciben, que tienen otra historia, otra cultura y otros valores.

El desarrollo tiene que ser autogenerado con la voluntad de las bases. La democracia no se implanta, se genera sola en un proceso que nace desde abajo.

El mundo día a día está viviendo el efecto de la globalización. Cada vez más gente tiene acceso a los medios de comunicación como la televisión e Internet y lentamente, casi sin darse cuenta cada individuo recibe influencias de otras culturas, que van ampliando su conciencia permitiéndole ver otros puntos de vista y reconocer otros valores.

Los seres humanos se identifican en forma selectiva con las personas que son significativas para ellos, de modo que el cambio es inevitable y se producirá en todos los individuos, para que cada uno pueda avanzar por su propia senda y cumplir su destino.

Saber lo que está bien o lo que está mal es fácil; antes de hacer algo hay que preguntarse si a uno le gustaría como sería el mundo si todos hicieran lo mismo.

Sólo se enseña con el ejemplo, las palabras pueden reforzar las acciones, pero no lo superan, porque ¿quién puede creer a alguien que no hace lo que dice?

Categorías: Filosofía Contemporánea